El Indice de Precios al Consumo en la Región de Murcia (IPC) acabó 2018 con una inflación interanual del 0,9 por ciento, tras descender seis décimas en diciembre. Este comportamiento fue similar al del marco nacional, donde los precios descendieron el pasado mes cuatro décimas, aunque en este caso la tasa anual ha quedado en un 1,2 por ciento.

Estos datos nos convierten, un año más, en una de las Comunidades Autónomas con los precios más bajos, solo por detrás de Baleares, aunque con un avance respecto al 0,6 por ciento con el que cerramos el año previo. En este sentido, son destacables los efectos positivos que una inflación en los actuales niveles tiene en el poder adquisitivo de los consumidores y en la competitividad de las empresas murcianas en los mercados.

Cae la cotización del crudo

En la recta final del año y debido a la caida de la cotización del crudo en los mercados internacionales, los precios en la Región de Murcia han acelerado su senda de moderación. Concretamente, el punto de inflexión se inicia en el mes de septiembre, donde la inflación regional había alcanzado una tasa del 2,2 por ciento, tras continuos avances desde el 0,0 por ciento con el que se iniciaba 2018.

Asimismo, esta moderación se refleja también en la inflación subyacente, que descuenta los componentes más volátiles de los precios, y que en la Región de Murcia se ha situado en el 0,6 por ciento.

En el conjunto del año, los grupos más inflacionistas han sido comunicaciones (+2,2 por ciento), principalmente por los servicios postales que en el cómputo de año suben un 12,2 por ciento; así como alimentos y bebidas no alcohólicas, junto con medicina, ambos con un +1,5 por ciento.

En sentido contrario, el grupo de menaje ha visto descender sus precios un 0,2 por ciento; a lo que se suma la bajada interanual de transporte en un 0,1 por ciento. En este último grupo es especialmente significativa la bajada producida en el mes de diciembre, un 3,5 por ciento, por el impacto del descenso de los precios de los carburantes.

Como conclusión, comenzamos un año en el que la inflación regional presenta margen de recorrido a tenor tanto del crecimiento que mantenemos, como de las previsiones que nos sitúan entre las Comunidades Autónomas más dinámicas. A este respecto, el mantenimiento de la buena evolución del mercado laboral deberá tener su impacto en el consumo y en el crecimiento, trasladando su reflejo a los precios.

La tasa mensual del Indice de Precios al Consumo en la Región de Murcia (IPC) no ha variado durante el mes de noviembre (0,0 por ciento), lo que supone un recorte en la tasa interanual de siete décimas hasta situarse en el 1,4 por ciento. De esta manera, los precios abandonan la senda alcista de los cinco meses anteriores en los que superaban el nivel del 2 por ciento y nos situamos como la segunda Comunidad Autónoma con la inflación más baja, junto con Andalucía y solo por detrás de Baleares.

Por otra parte, hay que destacar que el mantenimiento mensual de los precios se produce así en un mes tradicionalmente inflacionista, debiendo remontarnos a 2008 para encontrar una variación mensual con signo negativo en la Región de Murcia. Esta situación es similar al comportamiento de los precios en el conjunto de España, donde la variación mensual ha sido del -0,1 por ciento, recortando la tasa interanual en seis décimas hasta situarse en el 1,7 por ciento.

Por lo tanto, la evolución de los precios permite que el expansivo crecimiento económico que mantiene la Región sea compatible con la moderación de las presiones inflacionistas, lo que beneficia el mantenimiento del poder adquisitivo de los ciudadanos y da margen a un mayor crecimiento del consumo.

El comportamiento mensual en la Región ha estado marcado por los productos energéticos que tienen su reflejo más significativo en el grupo de transporte (-1,8 por ciento); junto con los menores precios de la fruta, que han determinado la bajada del grupo de alimentos y bebidas no alcoholicas (-0,8). El mismo porcentaje de descenso, un 0,2 por ciento, han registrado vivienda, ocio y cultura, y hoteles, cafés y restaurantes. El primero de los casos se produce por el descenso de los precios de la electricidad; mientras que los otros dos, vinculados a servicios, se encuentran en temporada baja. En sentido contrario, el grupo con mayores subidas ha sido vestido y calzado (+6,2 por ciento), que aún se ve influido por los cambios a la temporada otoño-invierno.

Con esta evolución, la inflación subyacente en la Región, la que considera los elementos menos volátiles de la economía, se sitúa en el 0,6 por ciento, tres décimas por debajo de la nacional (0,9 por ciento), lo que indica que podría quedar margen de descenso, siempre que los precios de los productos energéticos no vuelvan a repuntar. También hay que tener en cuenta el componente de mayor consumo que se da en las fechas navideñas.

El paro registrado en la Región de Murcia durante noviembre aumentó en 655 personas, lo que supone una variación del +0,63 por ciento. Se repite así el comportamiento del año previo aunque en esta ocasión con una menor intensidad (+1,35 por ciento hace un año), frente a la práctica invariabilidad de la media nacional donde el paro desciende un 0,06 por ciento mensual.

Por otra parte, el mes de noviembre confirma tanto el mantenimiento de la creación de empleo en la Región como su tendencia a ralentizarse, lo que se manifiesta en el análisis de los datos interanuales. Así, la Región crea empleo a una tasa interanual del 3,05 por ciento, cuando hace un año lo hacía al 3,95 por ciento; mientras el paro se reduce en tasa interanual en un 5,75 por ciento, cuando hace doce meses el ritmo era del -6,98 por ciento.

Hay que destacar que el incremento mensual del paro no impide que la Región siga creando empleo, con un aumento de la afiliación a la Seguridad Social en el mismo mes de 4.566 personas, lo que supone un +0,80 por ciento y nos sitúa como la tercera Comunidad Autónoma con mayor crecimiento. Ello supone que el mercado laboral regional sigue siendo dinámico aunque no con la suficiente fortaleza como para incorporar a la totalidad de los nuevos demandantes de empleo, ya que por cuarto mes consecutivo se ha incrementado el número de parados.

Durante el pasado mes, todos los sectores se han visto afectados por la subida del paro, excepto la construcción que, con su descenso del 0,7 por ciento, confirma una positiva tendencia mantenida durante todo 2018 con la única excepción del mes de agosto.

En sentido contrario, el aumento del paro ha estado liderado por servicios, con +0,83 por ciento, cuya alta ponderación en el mercado laboral regional condiciona la evolución de este mes, lo que se refleja en el hecho de que de las 655 nuevos parados, 558 corresponden a este sector. Esta evolución, que se repite los cuatro últimos meses, confirma la necesidad de adoptar medidas para dar una mayor estabilidad a un relevante sector en la estructura económica regional, con actividades de alta estacionalidad como el turismo.

A este determinante aumento del paro en servicios, se suman los 86 nuevos parados en industria (+0,77); los 19 en agricultura (+0,23); y los 50 (+0,51) en el colectivo sin empleo anterior.

Además, en relación con el comportamiento en el conjunto de España, la creación de empleo resulta más intensa tanto en el horizonte mensual, donde la media nacional evoluciona en sentido contrario con un descenso del 0,25 por ciento, como en el interanual, donde la afiliación a la Seguridad Social aumenta con menor intensidad que en la Región (+2,87).

Como conclusión, 2018 será un nuevo año ganado para el mercado laboral de la Región de Murcia, tanto en creación de empleo, donde se logrará el quinto año consecutivo de aumento de número de afiliados a la Seguridad Social, como en paro registrado, que descenderá por sexta anualidad.

El empresario murciano Pedro Garcia-Balibrea ha recibido la Medalla de Oro de la Orden de la Cámara de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de España, impuesta por el presidente de la Cámara de España, José Luis Bonet, quien destacaba su condición de “referente para los empresarios de la Región y del resto de España por su carácter reivindicativo como firme defensor del sistema cameral”.

Pedro García-Balibrea (Murcia, 1937) ha estado vinculado a la corporación empresarial murciana durante casi cuarenta años, habiendo presidido la misma desde abril de 1998 hasta el 10 de abril de este mismo año, fecha en la que dio el relevo al actual presidente, Miguel López Abad. Este último, destacaba en su intervención la trayectoria de su antecesor como una persona “que ha encarnado el espíritu empresarial, forjado a sí mismo, luchador y defensor de los intereses de las empresas murcianas y de la Región; pero también sus cualidades personales como persona dialogante y cercana”.

En sus palabras de agradecimiento, García-Balibrea destacaba “las muchas satisfacciones que me ha reportado mi presidencia de esta Cámara, gracias a la confianza que en mí depositaron mis compañeros empresarios; aunque también las dificultades a las que tuvimos que enfrentrarnos cuando en el año 2010 se eliminaron las cuotas camerales”“Con todo –resumía– el balance es netamente positivo”.

Finalmente, el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, emplazaba al homenajeado a seguir aportando su conocimiento y experiencia a la Región, ya que “necesitamos muchas personas como él”.

La Cámara de Comercio de Murcia celebra el próximo miércoles 20 de junio la III Feria de Empleo y Emprendimiento, en el marco del Programa Integral de Cualificación y Empleo (PICE), con la participación de 20 empresas y entidades comprometidas con la inserción laboral juvenil en la Región.

Esta cita tiene como objetivo actuar como punto de encuentro entre los jóvenes que buscan empleo y el tejido empresarial regional, orientando a los primeros sobre las opciones a su alcance en los ámbitos de la formación, el empleo y el emprendimiento. La asistencia es gratuita, aunque es necesario realizar la inscripción previa, a través de la página www.lacamaracreeenti.es.

El Programa PICE de las Cámaras de Comercio cuenta con la cofinanciación de Fondo Social Europeo y forma parte del Sistema Nacional de Garantía Juvenil (SNGJ) del Ministerio de Empleo y Seguridad Social. Su objetivo es favorecer la integración sostenible en el mercado de trabajo de los jóvenes menores de 30 años que no se encuentran empleados ni llevan a cabo actividades formativas.

Las Ferias de Empleo, en opinión de los responsables del Programa PICE son una fórmula motivadora y efectiva para que el colectivo juvenil entre en contacto con una realidad laboral que, en muchos casos, les resulta inaccesible. Suponen, asímismo, la oportunidad de conocer de primera mano qué esperan las empresas de sus profesionales, una información que permite a los jóvenes adecuar o reorientar su itinerario formativo.

Recogida de curriculums

En la planta baja de la sede cameral, las empresas y entidades participantes contarán con stands individuales donde dar a conocer su actividad y recoger los currículums de los participantes, generándose una relación que incide en la mejor adecuación de la oferta y demanda en el mundo laboral. Estas empresas, que pertenecen a una amplia gama de sectores como son comercio minorista, consultoría tecnológica, transporte y logística, recambios de vehículos industriales, servicios formativos, etc., obtienen de este modo perfiles profesionales adecuados a sus necesidades reales. Asimismo, cuentan con la posibilidad de formar a jóvenes específicamente para determinados puestos de trabajo a través del Programa PICE, de forma gratuita tanto para la empresa como para los jóvenes participantes.

Programa de actividades

Otras actuaciones complementarias que se llevarán a cabo en el trascurso de la Feria son dos talleres, uno de Empleabilidad, con el título de “Trabaja tu talento, encuentra tu trabajo”, a cargo de María Meseguer, coach y responsable del programa de empleabilidad de La Era de los Valientes; y otro de Emprendimiento, titulado “No tienes objetivos y lo sabes”, que desarrollará Juan Martínez, jurado en concursos de emprendimiento y mentor en batallas de emprendedores

Asimismo, tendrán lugar dos ponencias de utilidad para desenvolverse en el mundo laboral una de ellas la titulada “La entrevista de trabajo: una prueba de fuego”, que ofrecerá Mar Moreno, psicóloga del área de Empleo de la Cámara de Comercio de Murcia; así como otra centrada en las características y ventajas que ofrece a los jóvenes el Sistema Nacional de Garantía Juvenil, a cargo de las responsables del Programa PICE en la Cámara, Margarita Zamora y Carmen Olmo.