El Indicador de Confianza Empresarial (ICE) de la Cámara de Comercio de Murcia se sitúa en el -11,7 en el tercer trimestre del año. Se trata del segundo signo negativo consecutivo de este indice que, sin embargo, marca un nivel menos acusado que el trimestre previo, donde se registró el descenso más brusco de toda la serie histórica (-39,4 por ciento).

La encuesta, que valora los resultados obtenidos durante el segundo trimestre y las perspectivas para el tercero, refleja que la confianza de los empresarios murcianos en la evolución de la economía continúa en terreno negativo dada la recesión e incertidumbre que está causando la pandemia del COVID-19, así como las medidas implantadas para contenerla. Para el 68,4 por ciento de los encuestados esta situación está provocando una debilidad de la demanda que lastra sus negocios, si bien son casi 7 puntos por debajo del 75 por ciento que lo señaló el trimestre previo como factor limitante de su actividad.

En la descomposición del indicador, también encontramos que la contracción de las perspectivas para el tercer trimestre del año señalan un saldo negativo del -7,9 por ciento, frente al -15,6 por ciento registrado cuando se pregunta a los empresarios por los resultados del segundo trimestre.

Como explica el presidente de la Cámara, Miguel López Abad, “aunque todos los expertos prevén un repunte de la actividad económica para el tercer trimestre, los rebrotes de la pandemia durante el verano mantienen la incertidumbre de empresas y consumidores, una evolución que va a marcar la intensidad con la que podamos remontar, ya que la contracción del PIB que se produjo en el segundo trimestre es insostenible económica y socialmente”.

Asimismo, se destaca la dificultad de compensar las pérdidas que han sufrido sectores como el turismo, el ocio y el comercio durante el confinamiento, y su incierto futuro por los nuevos rebrotes que suponen una amenaza para la recuperación. Por ello, los empresarios reclaman tanto la prórroga de los ERTE en los sectores más afectados, como la elaboración de unos presupuestos que respondan de forma efectiva a la nueva situación, poniendo el acento no solo en la función asistencial de la administración sino también en el de incentivos para las empresas, que son las principales creadoras de empleo.

Principales resultados

Todas las variables analizadas siguen afectadas por la menor actividad y la recesión económica general. Así, el segundo trimestre del año se ha cerrado con una disminución en su cifra de negocio para el 28,6 por ciento de las empresas encuestadas, mientras las perspectivas para el tercero reflejan un descenso en el 1,5 por ciento de los casos.

En cuanto al empleo, durante el segundo trimestre la contratación de nuevos trabajadores disminuyó un 7,5 por ciento, una tendencia que aumentará para el tercer trimestre hasta el 9,7 por ciento neto de los encuestados. Ello concuerda con los datos oficiales que muestran cómo hasta agosto, la Región perdió 1.980 afiliados a la Seguridad Social respecto al año anterior, un 0,3 por ciento menos, situando el total de afiliados en 584.029, mientras el paro registrado se incrementó en 22.064 personas, un 22,8 por ciento, con lo que la cifra total de parados asciende a 119.019. Hay que considerar, además, que son datos que no incluyen los 12.714 trabajadores que a 31 de agosto estaban en situación de ERTE.

El 43,9 por ciento neto de los empresarios que realizan exportaciones señala haberlas disminuido durante el segundo trimestre del año, unos datos que remontan hasta el 0,7 por ciento de las operaciones previstas para el periodo julio-septiembre, siendo el único de los parámetros analizados que logra alcanzar el signo positivo.

Respecto a la inversión, los encuestados esperan para el tercer trimestre un descenso en el 12,6 por ciento neto, mientras el que se produjo en el segundo fue levemente inferior, un 10,6. Finalmente, los precios de venta para el tercer trimestre disminuirán según el 12,3 por ciento neto de las empresas encuestadas, mientras que en el anterior se han reducido en el 11,5 por ciento neto de ellas, tal y como refleja el Índice de Precios al Consumo (IPC) en la Región de Murcia que en julio situó su tasa interanual en el -0,5 por ciento.

RESULTADOS II

TRIMESTRE 2020

PERSPECTIVAS

TRIMESTRE III 2020

CIFRA DE NEGOCIO

-28,6

-1,5

TRABAJADORES

-7,5

-9,7

INVERSION

-10,6

-12,6

PRECIOS DE VENTA

-11,5

-12,3

EXPORTACIONES

-43,9

0,7

Saldos netos, como diferencia entre los porcentajes de respuestas de aumento y disminución: valores positivos indican avances, mientras que datos negativos señalan retroceso de actividad.

La Corte de Arbitraje de Murcia, que coordina la Cámara de Comercio, ha adoptado una serie de medidas destinadas a facilitar los arbitrajes ante el previsible aumento de los litigios provocada por la crisis sanitaria y económica del Covid-19.

Como explica Pedro García Cuestas, presidente de la Corte de Arbitraje de Murcia: “Al parón sufrido por los juzgados de la Región con la suspensión de los plazos procesales para los asuntos que no fuesen urgentes e inaplazables, se sumarán otros en el ámbito mercantil que son propios de momentos de crisis. Por lo tanto, es más que previsible una avalancha de trabajo en unos juzgados que en muchos casos ya estaban saturados antes de la pandemia. En estas circunstancias, adquiere un mayor valor el arbitraje como procedimiento económico, rápido y eficaz para la resolución extrajudicial de conflictos”.

Para ello, se ha acordado reducir los gastos de administración y honorarios de los árbitros, entre un 10 y un 25 por ciento (en función de los tramos de la cuantía del litigio), para los arbitrajes que se inicien desde este momento hasta los cuatro meses posteriores al fin del estado de alarma, en los litigios derivados de la crisis provocada por el Covid-19.

Asimismo, el desarrollo del procedimiento se adaptará a las recomendaciones de las autoridades sanitarias, priorizando el uso de comunicaciones telemáticas. Otras medidas acordadas son reforzar la fase de conciliación, prevista al inicio del proceso; así como ofrecer la derivación a mediación de aquellas solicitudes que no puedan ser aceptadas por defecto o ausencia de convenio arbitral.

Desde la Cámara de Comercio se subraya que los retrasos judiciales, además de suponer mayores gastos para los litigantes, perjudican notablemente la competitividad de las empresas y de la economía en su conjunto. Por eso, el arbitraje resulta especialmente útil en el ámbito mercantil, donde todas las empresas que deseen dirimir sus conflictos, tanto nacionales como internacionales y en relación a prácticamente todos los sectores económicos, pueden conseguir una solución mediante la intervención de árbitros especializados. Además, la solución o laudo, que tiene el mismo valor que una sentencia firme, se debe alcanzar en un plazo máximo de seis meses, un tiempo que en el caso de la Corte de Arbitraje de Murcia, se ha logrado reducir a cuatro meses de media.

Quién puede utilizar la Corte de Arbitraje

El sometimiento a la Corte de Arbitraje de Murcia puede producirse bien porque las partes hayan incluido previamente la cláusula de la Corte de Arbitraje en su contrato, manifestando por escrito su voluntad de someter a este mecanismo cualquier controversia que pueda surgir; o bien porque acuerden posteriormente y de mutuo acuerdo que un tercero, el árbitro, resuelva definitivamente sus diferencias.

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, a través de la Secretaría General de Industria y Pyme, y las Cámaras de Comercio de España ponen en marcha el portal informativo todosprotegidos.camara.es que reflejará la oferta y demanda de elementos y equipos de protección (mascarillas, guantes, protectores visuales, batas y soluciones hidroalcohólicas) en toda España.

Como explica el secretario general de Industria y de la Pyme, Raúl Blanco, “el objetivo de esta iniciativa es facilitar el abastecimiento de este tipo de productos, sobre todo a pequeñas y medianas empresas, para facilitar su regreso a la actividad”.

El presidente de la Cámara de España. José Luis Bonet, ha subrayado que “a través de este portal las empresas podrán consultar y acceder de forma gratuita a información útil sobre oferta y demanda de elementos de protección”.

La paulatina vuelta a la actividad económica a medida que se vayan produciendo avances en la superación de la emergencia sanitaria, debe realizarse con las máximas garantías de seguridad para todos los ciudadanos, razón por la cual la utilización de equipos de protección individual será de obligado cumplimiento, no solo a corto, sino también a medio plazo.

La producción de esos equipamientos estaba hasta ahora deslocalizada fuera de España prácticamente en su totalidad. Una circunstancia que deberá cambiar en el futuro para asegurar el aprovisionamiento de estos elementos de protección para el conjunto de la ciudadanía y muy particularmente para los trabajadores y trabajadoras.

A través del portal, las empresas fabricantes y/o distribuidoras podrán informar de los productos que ofertan, así como de su capacidad de producción y/o distribución y los plazos de entrega estimados.

Por su parte, las empresas demandantes de estos elementos de protección podrán informar de sus necesidades en cada momento.

A través de un mapa interactivo, el portal ofrecerá información agregada del número de oferentes y demandantes en cada una de las provincias y ciudades autónomas.

Las empresas podrán acceder asimismo a toda la información publicada por la Secretaría General de Industria y Pyme relacionada con las especificaciones técnicas requeridas para la fabricación de elementos y equipos de protección personal.

todosprotegidos.camara.es

La confianza de los empresarios en la evolución de la economía murciana en los primeros meses de año mejora respecto a los dos trimestres anteriores, según demuestra el Índice de Confianza Empresarial (ICE) elaborado por la Cámara de Comercio de Murcia. El ICE relativo al primer trimestre del año sitúa su saldo en el 7,8 en enero, lo que supone un avance desde el 5,6 por ciento anterior.

La mejora del clima empresarial es debido, sobre todo, al aumento en las perspectivas para los tres primeros meses del año, pues la evolución observada en el último trimestre de 2018 es similar al anterior. En ambos casos se trata de un índice que mantiene un signo positivo y que se sitúa en el 9,6 en las perspectivas para el primer trimestre y en el 6,0 la realidad observada en el último de 2018.

En ambos periodos, por lo tanto, se mantiene el optimismo en un contexto económico regional favorable, aunque ligeramente desacelerado respecto a los años previos. Es este sentido, las estimaciones de crecimiento del PIB en la Región de Murcia de la AIReF (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal), se sitúan en el 2,6 por ciento. Este dinamismo es previsiblemente que continúe en 2019, según las últimas previsiones de Ceprede (Centro de Predicción Económica), que con un 2,8 por ciento sitúa a la Región de Murcia a la cabeza del crecimiento de las Comunidades Autónomas.

Sin embargo, siguen latentes factores que están limitando un mayor impulso del crecimiento, el empleo y la inversión, como son el marco de incertidumbre política nacional, la falta de soluciones al déficit hídrico, el retraso de infraestructuras de transporte como la llegada del AVE, o la infradotación dentro del sistema de financiación autonómica que recibe la Región de Murcia.

Principales resultados –ver cuadro en Anexo–

El porcentaje de empresas que espera aumentar su cifra de negocio en el primer trimestre del año avanza respecto al trimestre previo, alcanzando un saldo neto del 17,5 por ciento; lo que mejora notablemente el 9,3 por ciento neto de las empresas que manifestaron haber aumentado su facturación en el último trimestre de 2018. A pesar del aumento de las ventas que describen los empresarios murcianos, en un contexto de crecimiento económico, la demanda no alcanza el vigor deseado pues se incrementa al 61 por ciento los empresarios que indican que todavía permanece débil, teniendo así capacidad instalada ociosa para hacer frente a un mayor dinamismo de esta variable.

Por su parte, el 4,6 por ciento neto de los empresarios encuestados que realizan exportaciones señala haber aumentado sus ventas al exterior en el cuarto trimestre, no llegando a alcanzar sus anunciadas expectativas. Las previsiones para el periodo enero-marzo señalan un aumento más dinámico que se concreta en el 7,2 por ciento neto de las empresas exportadoras encuestadas.

La dinámica de creación de empleo del mercado laboral regional también mejora. El 8,9 por ciento neto de las empresas señala que aumentará su plantilla de trabajadores en el primer trimestre del año, intensificando la contratación de nuevos trabajadores desde el +6,9 por ciento del trimestre previo, donde se superaron las perspectivas previamente señaladas por los empresarios.

La variable que avanza de forma más moderada es la inversión, donde el aumento por parte de los empresarios encuestados se cifra en un +2,2 por ciento, frente al +1,9 por ciento del trimestre previo.

Por su parte, los precios de venta para el primer trimestre disminuirán según el 0,7 por ciento neto de las empresas encuestadas, frente al 8,8 por ciento neto de ellas que dicen haberlos reducido en el último trimestre de 2018. Esta percepción coincide con la evolución del Índice de Precios al Consumo (IPC) en la Región de Murcia que situó su tasa interanual en el 0,6 por ciento en febrero, lo que nos convierte en la Comunidad Autónoma con los precios más bajos, confirmando la falta del vigor suficiente de la demanda para elevar los precios.

Factores que limitan la actividad empresarial

Además de la citada debilidad de la demanda, el aumento de la competencia sigue siendo el segundo factor en importancia que está limitando la actividad empresarial, señalado por el 38,3 por ciento de los empresarios encuestados.

Las dificultades de financiación o tesorería se mantienen en tercer lugar (18,1 por ciento), suponiendo en la actualidad un factor menos significativo que en años previos, y debido también al menor empuje de la inversión empresarial. La escasez de mano de obra pierde ponderación de manera significativa en este trimestre, siendo un factor indicado por el 5 por ciento de las empresas. El porcentaje de empresas que no aprecia ningún factor que esté limitando la actividad en este trimestre aumenta levemente, concretamente hasta el 9,3 por ciento.

 

RESULTADOS IV

TRIMESTRE 2018

PERSPECTIVAS

TRIMESTRE I 2019

CIFRA DE NEGOCIO

9,3

17,5

TRABAJADORES

6,9

8,9

INVERSION

1,9

2,2

PRECIOS DE VENTA

-8,8

-0,7

EXPORTACIONES

4,6

7,2