Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), hecha pública hoy por el INE relativos al segundo trimestre de 2022, reflejan que el número de ocupados en la Región de Murcia creció en 15.800 personas, mientras que el paro descendió en 8.500. En ambos casos, son registros muy positivos que reflejan el dinamismo del mercado laboral regional, en un contexto de crecimiento de la población activa en 7.300 personas.

La bajada del paro en el periodo abril-junio ha sido del 8,48 por ciento, ligeramente más intensa que la nacional (8,04), con lo que la tasa de paro se sitúa en el 12,18 por ciento, tres décimas menos que en España (12,48 por ciento). Con ello, el número de parados se sitúa en 91.400 personas, un nivel que, a pesar de seguir siendo elevado, supone un notable descenso respecto a los 98.200 con los que contábamos hace un año y por debajo del nivel psicológico de los 100.000.

También la ocupación regional se ha mostrado más dinámica que la nacional, con un avance trimestral del 2,45 por ciento, frente al 1,91 de la media del conjunto de España. Sin embargo, la creación de empleo en la Región no muestra una evolución tan favorable en el horizonte interanual, donde el aumento de la ocupación es de 10.500 personas, lo que supone un avance del 1,61 por ciento, frente al 4,05 que alcanza en el ámbito nacional.

Como conclusión, la Encuesta de Población Activa se puede considerar positiva en términos trimestrales, aunque también pone de manifiesto en su lectura interanual la permanencia de las incertidumbres que se ciernen sobre el ritmo de recuperación del mercado laboral en la Región. Así, tras superar los vaivenes de la pandemia cuyas limitaciones aún permanecían hace un año, las empresas afrontan amenazas que desincentivan tanto la contratación como la inversión en nuevos proyectos o actividades. Entre estas, destaca la elevada inflación, especialmente en lo relativo a los incontrolados precios de la energía, materias primas y otros suministros, que afecta también a los consumidores cuya capacidad adquisitiva se ve mermada.

A ello hay que sumar las limitaciones a la actividad que suponen los tradicionales problemas de la economía regional, como son el estructural déficit hídrico, con continuos recortes a la dotación del Trasvase del que depende una parte significativa de la actividad económica de la Región, así como las deficientes infraestructuras de transporte, sobre todo en el ámbito ferroviario, que afectan a la competitividad de nuestras empresas.

 

 

 

 

El paro en la Región bajó durante el mes de junio en 319 personas, lo que supone un descenso del 0,35 por ciento. A pesar de que reducir las cifras del paro siempre es positivo, se trata de un descenso inferior a la media española (-1,45 por ciento) y el más escaso en el conjunto de las Comunidades Autónomas (considerando que el paro solo ha aumentado en Andalucía).

Por otra parte, la bajada del paro en la Región ha beneficiado de manera generalizada a todos los sectores, excepto a la agricultura, donde se registran 481 nuevos parados. La finalización de algunas campañas agrícolas está detrás de este aumento coyuntural que se produce en este mes desde 2006. Tampoco ha logrado remontar el empleo del colectivo sin empleo anterior, que suma 12 nuevos parados.

Estos aumentos se ven compensados por el buen comportamiento del resto de sectores, entre los que destaca servicios, con 509 parados menos; industria, con 205 parados menos; y construcción, donde bajó en 98 personas.

Con este dato, el número total de parados en la Región se sitúa en 89.650 personas, lo que supone la consolidación de una tendencia de reducción del paro que se advierte claramente en el horizonte interanual, donde se logra un descenso de un 21,23 por ciento, frente al 20,30 por ciento de la media nacional.

Por lo tanto, desde la Cámara de Comercio de Murcia se califica la evolución del mercado laboral regional como positiva, aunque preocupa la situación del sector agrícola por la permanencia de los recortes al trasvase Tajo-Segura, con lo que ello supone tanto para el sector primario como para la potente industria agroalimentaria regionales. A ello se suman las incertidumbres que venimos arrastrando derivadas de la situación económica, especialmente la elevada inflación, sin perspectivas de reconducción a medio plazo, así como las que generan el conflicto bélico en Ucrania y la crisis de suministros. Todo ello amenaza el ritmo de recuperación económica, cuya intensidad se ha ido moderando a lo largo del año, con su consiguiente reflejo en el mercado laboral.

 

 

La Oficina Acelera Pyme de la Cámara de Comercio de Murcia ha organizado un webinar con el título «Fraudes infomáticos más comunes en las pymes», para el que se ha contado con expertos de la Policía Nacional. El principal objetivo de esta iniciativa, de asistencia tanto presencial como online, es la prevención de los ciberataques en la pequeña y mediana empresa.

Por parte de Policía Nacional, los ponentes han sido el comisario Eliseo Valcarcel-Resalt y el Inspector Jefe Miguel Marcos Castro, de la Jefatura Superior de Murcia. En su exposición los expertos investigadores han desarrollado los principales tipos de fraudes, como “la estafa de CEO”, el phising, skimmig, las falsas ofertas de empleo o compra venta de artículos por Internet. También han hecho hicapié en la importancia de invertir en seguridad informática, en tener los sistemas actualizados, y en la vital importancia de denunciar de inmediato, para poder identificar y detener a este tipo de delincuentes.

La Policía Nacional destaca la importancia de concienciar a la ciudadanía, en este caso en concreto a empresarios, sobre la idea de saber identificar, prevenir y responder a este tipo de delincuencia, cuya frecuencia e incidencia económica se ha incrementado exponencialmente en los últimos años.

 

 

 

 

 

Una delegación de ocho empresas importadoras y distribuidoras de frutas y hortalizas frescas procedentes de Canadá se encuentran realizando durante esta semana una misión comercial en la Región. Esta acción de promoción ha sido organizada por la Cámara de Comercio de Murcia en el marco del Plan de Promoción Exterior de la Región coordinado por INFO y con apoyo de los fondos FEDER.

Los empresarios, importadores y distribuidores de productos hortofrutícolas de Vancouver (British Columbia), Toronto (Ontario) y Montreal (Quebec), han visitado durante dos días fincas e instalaciones agrícolas de ocho empresas de la Región. Hoy finalizan su estancia celebrando reuniones individuales con aquellas firmas con las que hayan encontrado intereses comunes para concretar próximas operaciones comerciales.

Los intereses de los canadienses se centran en cultivos de pimiento, lechugas, cítricos, melones, melocotones, albaricoques, etc., tanto de agricultura convencional como ecológica. Su objetivo es cubrir la temporada de frutas o verduras que no tienen en otros mercados habituales para ellos como es el californiano, así como variedades de estas producciones para las que no cuentan con otros proveedores.

Como explican los técnicos camerales, el consumo de frutas y verduras en Canadá está en crecimiento y el país depende de las importaciones para abastecer la demanda, habiéndose incrementado el peso de nuestro país desde la entrada en vigor del tratado CETA en 2017. Las frutas que más importan son uvas, plátanos, fresas y arándanos; mientras que las verduras que más compran del exterior son lechuga, col y tomates. El consumidor canadiense valora muy positivamente los productos ecológicos y naturales, así como el aspecto, empaquetado o etiqueta llamativa de los mismos.

Tres acciones de promoción internacional se desarrollaron durante la pasada semana con el objetivo común de facilitar a las empresas de la Región su introducción en nuevos mercados o ampliar su presencia en ellos, con la asistencia de técnicos de la Cámara de Comercio de Murcia. Unas iniciativas que se inscriben en el marco del Plan de Promoción Exterior 2022-2027 que la Cámara desarrolla conjuntamente con el Instituto de Fomentp (INFO).

Del 29 de mayo al 3 de junio, una misión comercial llevó a nueve empresas murcianas a Croacia y Serbia, donde mantuvieron encuentros con potenciales clientes de su sector, incluyendo actividades diversas como alimentación –encurtidos, conservas, golosinas y uva de mesa– productos químicos, cascos de moto o tecnología agrícola.

Por otra parte, del 30 de mayo al 2 de junio, tuvo lugar la participación en Djazagro, la feria del sector de maquinaria industrial celebrada en Argelia, cuya edición se vio suspendida en 2020 por la pandemia. La presencia empresarial de la Región se organizó en pabellón agrupado con stand individual de cinco empresas con productos como autoclaves, etiquetadoras o cerradoras, junto con la propia Cámara.

Finalmente, del 30 de mayo al 3 de junio se desarrollaba una misión comercial en Suecia para el sector de alimentación y bebidas ecológicas, un mercado con gran desarrollo en el país escandinavo. Las siete empresas de la Región presentaron a potenciales clientes una amplia oferta con productos como hortalizas frescas, fruta de hueso, mermeladas y conservas vegetales, zumos, cítricos, aceitunas y encurtidos, snacks o vino.

La Cámara de Comercio de Murcia entregó ayer sus Premios Cámara correspondientes al ejercicio 2021. Tras dos años de paréntesis por la pandemia, esta cita vuelve a congregar a representantes del mundo empresarial, político y social de la Región. El acto contó con la asistencia del presidente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, Fernando López Miras; el presidente de la Asamblea Regional, Alberto Castillo; el alcalde de Murcia, José Antonio Serrano; los consejeros de Empresa, Empleo, Universidades y Portavocía, Valle Miguélez, y de Economía, Hacienda y Administración Digital, Luis Alberto Marín, y una amplia representación del tejido empresarial de la Región.

Con esta edición, la Cámara de Comercio de Murcia inicia una nueva etapa de estos galardones -los más antiguos en el ámbito empresarial de la Región de Murcia–, con una nueva denominación, imagen y categorías. Los premiados este año han sido: Symborg (Expansión Internacional), Inside (Comercio Selecto), Mercado de Correos (Desarrollo Turístico), Hydroponic Systems (Innovación y Desarrollo Tecnológico) y Aválam (Trayectoria Profesional). Los premios cuentan con el patrocinio de Banco Sabadell y Gesa Mediación.

En su intervención, Miguel López Abad, presidente de la Cámara, destacaba que “si algo hemos aprendido de los difíciles tiempos vividos es que el espíritu empresarial se define por la capacidad de superación, de adaptación a los cambios y la resilencia”.

Asimismo, López Abad ponía en valor el papel de la Cámara, enfocado a impulsar la reactivación de las empresas, especialmente las pymes y las microempresas, ofreciendo servicios y programas específicos para la mejora de su competitividad. “Entre ellos –destacaba– los destinados a la formación de los recursos humanos, la incorporación de procesos de digitalización, el apoyo al comercio de proximidad, la salida a nuevos mercados o el acceso a las ayudas europeas como gran oportunidad para transformar nuestra Región y nuestro país”.

Por otra parte, en la gala se pusieron de manifiesto las principales reivindicaciones empresariales, especialmente en materia de infraestructuras de transporte, por el perjuicio que suponen para la competitividad empresarial. Según el presidente de la Cámara: “Lamentablemente, tenemos que seguir reclamando, año tras año, las mismas cosas: la conexión ferroviaria con Andalucía, el tercer carril en parte de la autovía A-7 o los Arcos Norte y Noroeste. Igualmente vital es el Corredor Mediterráneo y el nuevo puerto de El Gorguel, ya que dotaría a la Región de Murcia de una plataforma logística internacional de primer orden”. También solicitaba que “un tema tan vital para esta Región como es la defensa del Trasvase Tajo-Segura debería situarse al margen del debate político y buscar un frente común para asegurarnos los recursos hídricos que necesitamos, ya no para crecer, sino para mantener lo que tenemos”.

MÁS IMÁGENES DE LA VELADA

El Pleno constitutivo de la Cámara de Comercio de Murcia, celebrado ayer, reeligió a Miguel López Abad como presidente de esta Corporación para los próximos cuatro años. La elección se produjo con la totalidad de los votos emitidos.

En el Comité Ejecutivo que le acompaña y que vuelve a repetir la última composición figuran como vice-presidentes Miryam Fuertes Quintanilla y Javier Yelo Huertas; como tesorero, Luis Mesa del Castillo Clavel; y como vocales Pedro García Cuestas, Begoña García Riera, Ramón Megías Amat, José Miguel Ortiz García de las Bayonas, Carlos Recio Caride y Juan Francisco Zambudio Pérez. También forma parte, con voz pero sin voto, el representante de la administración tutelante, en este caso el director general de Comercio e Innovación, Miguel Marín Marín.

El Pleno de la Cámara de Murcia está integrado por 46 miembros, 34 de los cuales son elegidos por los distintos grupos y categorías que conforman su censo electoral, distribuidos en ramas de actividad empresarial con una representación proporcional a su importancia económica. Los 12 miembros restantes han sido designados por la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales (CROEM).

Agradecimiento y proyectos

En sus primeras palabras, López Abad agradeció “la confianza que vuelven a depositar en mí los empresarios a través de sus representantes en este Pleno. Afronto este nuevo periodo con una ilusión renovada que comparte todo el Comité Ejecutivo que vuelve a acompañarme en este periodo”.

En su repaso del mandato 2018-2022 y los proyectos previstos para los cuatro próximos años, el presidente expresó “el reconocimiento al equipo humano de la Cámara que ha realizado un gran esfuerzo para mantener la prestación de servicios en los nuevos formatos y necesidades impuestos por la pandemia”. Asimismo y respecto a los proyectos previstos a futuro destacó:

  • Continuar con su papel de referente en todos los procesos que se generan en el nuevo entorno, especialmente en Industria 4.0. y Digitalización, así como en la gestión de fondos europeos como gran oportunidad de transformación, si se emplean en las reformas estructurales necesarias para elevar el potencial de crecimiento de la economía.
  • Adaptación del recinto aduanero MurciAduana, con la adecuada financiación, a las exigencias que impone el Brexit y los nuevos reglamentos fitosanitarios.
  • Creación Club Cámara como foro de opinión y debate de referencia en el ámbito empresarial y económico de la Región.
  • Ampliación de la oferta de formación de los recursos humanos: Garantía Juvenil, cursos sobre distintos ámbitos empresariales y Formación Ejecutiva.
  • Seguir impulsando el arbitraje y la mediación concursal como medios de resolución de los conflictos interempresariales.

 

 

 

 

 

El paro en la Región bajó durante el mes de abril en 2.413 personas, lo que supone un descenso del 2,5 por ciento, un nivel levemente inferior a la media española (-2,8 por ciento). Se trata de un mes que tradicionalmente es positivo para las cifras del paro, que siempre ha descendido desde 2009, con la excepción de 2020, año marcado por la pandemia.

El descenso, además, ha beneficiado de modo generalizado a todos los sectores, destacando servicios que concentra más del 65 por ciento del total (1.590 personas) y agricultura, con 487 parados menos, lo que supone una intensa bajada porcentual (-7 por ciento). Por su parte, construcción ha visto reducir su paro en 131 personas; industria en 111; así como el colectivo sin empleo anterior, donde hay 94 parados menos.

Entre las causas de este positivo comportamiento hay que destacar la mayor actividad propia de la Semana Santa y las Fiestas de Primavera, en las que la supresión de las medidas restrictivas de años previos se ha reflejado en un incremento del consumo en determinados sectores como hostelería y turismo.

Asimismo, esta dinámica ha tenido su reflejo en un aumento de la afiliación a la Seguridad Social en 4.901 nuevos afiliados, lo que supone un avance del 0,8 por ciento que, aunque es ligeramente inferior al 0,9 por ciento nacional, nos lleva a máximos de afiliación en la Región: 628.342.

Además, en este mes continúan apreciándose los efectos de la modificación de la legislación laboral con un repunte en la contratación indefinida, que en la actualidad representa el 55,3 por ciento del total de los contratos, desde el 30,1 por ciento del mes anterior, un porcentaje superior a la media nacional (48,1 por ciento).

Por lo tanto, la evolución del mercado laboral en abril ha respondido a la positiva pauta habitual de este mes, marcando un descenso del paro en la Región que se sitúa en 93.357 personas. Sin embargo, hay que recordar que siguen latentes las incertidumbres que venimos arrastrando derivadas de la situación económica, especialmente la elevada inflación, así como las que suponen el conflicto bélico en Ucrania y la crisis de suministros. Todo ello está frenando las previsiones de crecimiento que todos los servicios de estudios cuantificaban más intenso, con su consiguiente reflejo en el mercado laboral.

 

 

El próximo 4 de mayo se celebrará el acto de toma de posesión de los vocales electos y el Pleno constitutivo de la Cámara de Comercio de Murcia en el que se elegirá al presidente y su Comité Ejecutivo. Las 34 vocalías del Pleno de la Corporación empresarial murciana, representantes de las empresas en las diferentes ramas de actividad que conforman su censo electoral, han recibido una única candidatura, por lo que no será necesario realizar votaciones el próximo 11 de mayo (fecha inicialmente establecida en la convocatoria de elecciones por la Consejería de Empleo, Empresa, Universidades y Portavocía).

Por lo tanto y respetando los plazos establecidos por la Ley Regional de Cámaras, la Junta Electoral procedió el 4 de abril a proclamar como electos a los 34 miembros del Pleno que han presentado sus candidaturas. Las 12 vocalías restantes, hasta sumar los 46 miembros que integran el máximo órgano de gobierno de la Corporación, son designadas por la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales (CROEM). Con todos ellos se celebrará el acto de toma de posesión y Pleno constitutivo el 4 de mayo a las 17.30 horas.

En la circunscripción de la Cámara de Comercio de Murcia, el censo electoral alcanza las 93.728 empresas, frente a las 92.957 de las últimas elecciones celebradas en 2018.

Último mandato y actividades más destacables

El proceso electoral cierra el mandato 2018-2022 que, como en la práctica totalidad de la vida empresarial, ha estado marcado por la gestión de la crisis económica derivada de la crisis sanitaria. De hecho, y tal y como señala Miguel López Abad, presidente de la Cámara, en la presentación de la Memora de Actividades 2021: “Si una palabra ha definido 2021, esta ha sido ¨recuperación´, tras la histórica caída de las economías en todos los ámbitos. Lamentablemente, la última mitad de 2021 ha sumado a las preocupaciones por la evolución del Covid-19, el aumento de costes en la mayor parte de los factores de producción como materias primas, energía, salarios, cotizaciones sociales, etc., incrementos que se reflejan en

una inflación de nivel histórico que no sabemos cuándo podrá reconducirse. A todo ello se suman ahora los efectos de la guerra en Ucrania”.

Este es el marco en el que la Cámara ha desarrollado una actuación enfocada a impulsar la reactivación de las empresas, especialmente las pymes y las microempresas, ofreciendo servicios y programas específicos para la mejora de su competitividad. Entre ellos figuran los destinados a la formación de los recursos humanos, la incorporación de procesos de digitalización, la salida a nuevos mercados o el acceso a las ayudas europeas como gran oportunidad para transformar nuestra Región y nuestro país, “si se emplean en las reformas estructurales necesarias para elevar el potencial de crecimiento de la economía”.

En relación a 2021 y según recoge la Memora de Actividades recién publicada, entre otros logros:

  • Se celebraron acciones de promoción internacional para 128 empresas, retomando las misiones presenciales.
  • Se emitieron 15.654 certificados de origen.
  • Se atendieron a 439 emprendedores que crearon 239 empresas.
  • Se realizaron 6.958 despachos en MurciAduana
  • Se puso en marcha la Oficina Acelera Pyme, que ha asesorado a casi un centenar de empresas en digitalización y ha celebrado jornadas formativas con unos 700 asistentes
  • Se ha gestionado la participación de 30 empresas en programas de ayudas con fondos FEDER destinados a introducir las innovación y nuevas tecnologías: TIC Cámaras e InnoCámaras.
  • Casi 2.000 comercios participaron en algunas de nuestras acciones de promoción como La Compra-Reloj, Murcia Shops Forum o Murcia en la Vitrina.
  • 711 jóvenes en garantía juvenil participaron en el Programa PICE, que incluye acciones de orientación y cursos de formación.
  • 774 personas participaron en acciones y programas de Formación Ejecutiva.
  • Se ha continuado con la labor de la Corte de Arbitraje y el Servicio de Mediación con la tramitación de 39 casos.

Finalmente, el presidente de la Cámara ha destacado la saneada situación económica y financiera de la Corporación empresarial murciana.

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), hecha pública hoy por el INE relativos al primer trimestre de 2022, reflejan que en la Región de Murcia la ocupación descendió en 8.500 personas (-1,3 por ciento). Aunque se trata de una evolución que ha caracterizado el comienzo de año del mercado laboral desde 2017, el descenso de este año es más intenso que los tres años previos y que la media nacional (-0,5 por ciento).

Todos los sectores, excepto la agricultura, se han visto afectados por una menor ocupación, especialmente servicios que concentra más del 90 por ciento del total (7.800). Le sigue industria, con 2.700 ocupados menos y construcción con un descenso de 1.400 ocupados. En sentido contrario, agricultura ve aumentar en 3.400 personas su nivel de ocupación.

En cuanto al paro, el primer trimestre del año deja 3.200 parados más, lo que supone un avance del desempleo del 3,3 por ciento, situando la cifra total en 99.900 personas. En este caso, también se trata de un comportamiento repetido durante los dos años previos, inmersos en plena pandemia, y de una mayor intensidad a la registrada en el ámbito nacional, donde el paro sube un 2,3 por ciento.

Con todo ello, la tasa de paro sube en la Región hasta el 13,4 por ciento, ligeramente por debajo de la media nacional (13,6). Además, hay que destacar que el descenso de la ocupación y el incremento paro se producen en un contexto de reducción de la población activa que se concreta en 5.300 personas menos dispuestas a trabajar, un indicativo de las menores expectativas del mercado laboral regional.

Sin embargo, hay que considerar que en el horizonte interanual, donde comparamos con un año aún marcado por las restricciones de la pandemia, los datos siguen reflejando una evolución positiva, donde tenemos 30.400 ocupados más que hace doce meses (+5 por ciento) y 20.500 parados menos (-17,1).

Incertidumbres y amenazas

Por lo tanto, asistimos a un inicio de 2022 donde las incertidumbres lastran al mercado laboral regional que, tras superar los peores momentos de la pandemia, afronta nuevas amenazas que desincentivan tanto la contratación por parte de las empresas, como la inversión en nuevos proyectos o actividades empresariales. Entre estas amenazas, destaca la inflación, que alcanza niveles históricos, especialmente en lo relativo a los incontrolados precios de la energía y el resto de suministros esenciales para los procesos productivos. Este elevado nivel de los precios afecta también al poder adquisitivo de los consumidores que se refleja en la contención de la demanda.

A ello hay que sumar otras incertidumbres como las generadas a nivel geopolítico por la guerra de Ucrania, con repercusiones en el suministro de ciertas materias primas con origen en los territorios afectados; así como la previsión de los efectos de la entrada en vigor de la reforma laboral, por la introducción de rigideces que puedan afectar a la contratación.

Todo ello en conjunto ha generado una espiral de menor actividad empresarial que ha mermado durante el primer trimestre de este año el dinamismo de la generación de empleo. De la gestión y posible resolución de estas incertidumbres dependerá la intensidad con la que siga avanzando la recuperación económica y del mercado laboral, tanto a nivel regional como nacional.