El Indice de Precios al Consumo en la Región de Murcia (IPC) descendió en enero un -1,4 por ciento, la mayor caída en un mes desde enero de 2016. Con ello la tasa interanual se recorta tres décimas hasta el 0,6 por ciento, lo que nos sitúa como la Comunidad Autónoma con los precios más bajos.

El comportamiento de los precios en la Región ha sido el habitual para un mes de enero y similar al del conjunto nacional, donde el descenso mensual es del 1,3 por ciento, lo que deja su tasa intranual en el 1 por ciento. También son similares los grupos que más han contribuido a esta bajada de precios en enero, como son vestido y calzado por el efecto de las rebajas de invierno (-16,4 por ciento en la Región), ocio y cultura (-2,1 por ciento) por el descenso del precio de los paquete turísticos, y vivienda (-0,4) a consecuencia de la bajada de precios del gas y, en menor medida, del gasóleo para calefacción y la electricidad.

Un comportamiento diferencial con el marco nacional es el relativo al grupo de transporte, que en la Región de Murcia ha descendido un 0,3 por ciento, el mismo porcentaje que aumenta en el ámbito nacional. Los carburantes y combustibles están detrás de esta singularidad, ya que su precio desciende en la Región un 2,2 por ciento, cuando en el conjunto nacional lo hace un -0,3.

Como conclusión, la continuidad de la senda descendente de la inflación parece reafirmar la moderación de las perspectivas económicas, donde la demanda no tira con un vigor suficiente para elevar los precios. Esta situación se produce, además, en un contexto de inestabilidad política a nivel nacional que no contribuye a incentivar las decisiones de consumo duradero por parte de los consumidores, ni la inversión por parte de los agentes económicos.

Sin embargo, también persisten los efectos positivos de una inflación baja, como son el mantenimiento de la capacidad adquisitiva de los consumidores, la mejora de la competitividad de las empresas murcianas y la estabilidad del sistema productivo frenando la especulación.

Ray Cazorla, presidente de HAC Leadership & Management, y Miguel López Abad, presidente de la Cámara de Comercio de Murcia, han firmado esta mañana un convenio de colaboración por el que ambas partes han acordado desarrollar un plan de actuacíon para impulsar la formación de líderes y la Economía Circular en la Región de Murcia.

Con este acuerdo, la Cámara de Comercio de Murcia y HAC suman sus capacidades y esfuerzos para liderar el desarrollo de la Economía Circular en la Región, un paradigma económico ligado a la sostenibilidad medioambiental, mediante el uso eficiente de los recursos. Para ello, está previsto el diseño de una oferta formativa específica, que tendrá lugar en el “Aula HAC”, ubicada en el Centro de Formación de la Cámara, el desarrollo de actos empresariales exclusivos y otras actividades, como la organización de un evento anual único en España sobre Economía Circular con ponentes de talla mundial.

Asimismo, las empresas participantes en estas iniciativas disfrutarán de descuentos exclusivos en la formación que HAC desarrolla a lo largo del año tanto en su sede en Madrid como en Nueva York, así como en su modalidad de formación online.

Próxima cita: Aquí-21 de febrero

HAC Leadership & Management es una organización de proyección internacional con dilatada especialización en las áreas de la formación, el liderazgo empresarial y la preparación de eventos, como muestra la celebración, el próximo jueves 21 de febrero en el Teatro Circo de Murcia, de Aquí: Foro de Innovación, Sostenibilidad y Economía. En esta gran cita, que ya cuenta con más de 800 inscritos, estarán ponentes de la talla de Rosario Marín, secretaria del Tesoro de los Estados Unidos; Juan Verde, socio fundador de HAC Business School y subsecretario de Estado de Comercio de los Estados Unidos; Kathleen Kennedy, nieta de J. F. Kennedy y política estadounidense; así como otras grandes personalidades del Gobierno americano. Al evento seguirá un encuentro de networking de carácter restringido al que asistirán los ponentes.

La estacionalidad propia del mes de enero se vuelve a confirmar en esta ocasión con una subida del paro registrado en la Región del 3,86 por ciento, lo que supone que 3.953 personas se han sumado a las listas del paro en el primer mes del año.

El incremento del número de parados a principios de año es un comportamiento característico del mercado laboral regional y nacional, tras el repunte de actividad que se produce en el periodo navideño, aunque porcentualmente es de mayor intensidad en la Región que en el conjunto de España (+2,61 por ciento).

Pese a que casi la totalidad de sectores se han visto afectados por el aumento del paro, tradicionalmente es el de servicios el de mayor aumento, tras la finalización de las contrataciones propias de la campaña navideña, dada la alta ponderación que sus actividades suponen en nuestra economía. De hecho, durante el pasado mes el incremento del paro regional en este sector ascendió a 3.579 personas, un 5,45 por ciento más que el mes anterior, lo que supone el 90,5 por ciento del total de nuevos parados.

A este sector se suman los leves incrementos del paro en agricultura, con 109 parados más (+1,46 por ciento) e industria, con 196 (+1,72); y el colectivo sin empleo anterior, que aumenta en 131 personas (+1,40). El único sector donde se reduce el paro es construcción, con 62 parados menos (-0,73).

Por lo tanto, y a pesar de su subida en términos absolutos, nos encontramos con un dato previsible para un mes de enero, que no rompe la favorable tendencia que viene manteniendo el mercado laboral, en consonancia con el buen ritmo de actividad que experimenta nuestra economía, como demuestran los datos en su horizonte interanual. En este sentido, la Región de Murcia cuenta con 4.137 parados menos que hace un año, lo que supone un descenso del 3,75 por ciento.

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) hecha pública hoy por el INE relativos al cuarto trimestre de 2018 reflejan un año de intenso avance en el mercado laboral regional que, por sexto año consecutivo, ha logrado crear empleo y reducir el número de parados en un contexto de crecimiento de personas que buscan trabajo.

En el conjunto del año en la Región se han creado un total de 18.200 empleos, con un incremento anual de la ocupación del 3,11 por ciento, más intenso que el logrado un año antes (2,6 por ciento). Esta evolución, para la Cámara de Comercio de Murcia, “responde a la actual fase expansiva de la economía, donde los empresarios, pese a los síntomas de desaceleración del crecimiento en los últimos meses, han seguido creando empleo, incluso a mayor ritmo que en 2017 y contando con la existencia de 10.000 nuevos activos que se han incorporado al mercado laboral en 2018”.

Así, el número de ocupados en la Región alcanza las 604.600 personas, logrando recuperar el 73 por ciento de la ocupación destruida durante el peor periodo de la crisis, desde 2008 a inicios de 2013, donde se perdieron casi 138.000 empleos, de los que se han recuperado casi 100.000. Esta buena evolución se ha acelerado en el último trimestre del año, que ha concentrado más de la mitad de la creación de empleo de todo el ejercicio, con un aumento de la ocupación en 9.500 personas (+1,59 por ciento), frente al timido avance en el marco nacional (+0,19 por ciento).

En el último trimestre del año también se produjo un fuerte descenso del paro, en 2.500 personas (-2,5 por ciento) que, sumado a los nueve meses anteriores, deja el balance anual en 8.200 parados menos, 6,73 por ciento menos que hace un año. De esta forma el número total de parados se sitúa en 113.700 personas, lo que reduce la tasa de paro más de un punto hasta situarse en el actual 15,83 por ciento, respecto al 17,2 por ciento de 2017, aunque sigue siendo más alta que la media nacional (14,45 por ciento). A este respecto los empresarios declaran su voluntad de “mantener el objetivo de seguir generando empleo para reducir aún más un nivel de paro que consideramos elevado para una sociedad desarrollada, profundizando, además, en aspectos como la calidad y estabilidad de los puestos de trabajo, así como el apoyo al emprendimiento que es otro de los grandes focos de creación de empleo”.

Evolución por sectores

Si analizamos la evolución del mercado laboral regional por sectores, destaca una intensa recuperación del empleo en el sector de la industria, donde aumenta la ocupación en 16.900 personas, aunque también aumenta el paro en 1.300 personas, probablemente porque la buena evolución del sector genere la atracción de nuevos demandantes procedentes de otros sectores. Lo mismo sucede en construcción, que acaba el año con 4.300 ocupados más, pero también 1.200 parados más, en un contexto donde se registran datos que ponen de manifiesto el buen ritmo de actividad que mantiene el sector.

Servicios, el de mayor peso en nuestra economía, ve descender el número de ocupados en 9.600 personas, mientras el paro sube en 4.800, un comportamiento de signo contrario a lo sucedido los últimos cinco años. Finalmente, la evolución de la actividad agrícola ha sido favorable, ya que la ocupación sube en 6.600 personas, mientras se registran 4.600 parados menos.

Hay que destacar que el crecimiento global de la ocupación a lo largo de 2018 proviene en gran medida de la inserción laboral de parados que buscaban su primer empleo o lo hacían durante más de un año, ya que este colectivo se ha reducido en 10.800 personas, a pesar del incremento de la población activa en 10.000 personas.

En cuanto a las previsiones para 2019, tras un año de intensa creación de empleo y en el marco de importantes incertidumbres latentes, tanto políticas como económicas, es probable que los empresarios murcianos moderen su ritmo de contratación, con lo que se daría continuidad al aumento de la ocupación y el descenso del paro, aunque con menor dinamismo que el registrado en 2018. Entre las causas, se recuerda el mantenimiento de debilidades estructurales que afectan a la economía regional y su capacidad de creación de empleo,  como  la falta de soluciones al déficit hídrico, el retraso de infraestructuras de transporte como la llegada del AVE, o la infradotación dentro del sistema de financiación autonómica que recibe la Región de Murcia.

Carola Arbolí, directora ejecutiva de Programas Nacionales de Executive Education IE Business School, y Miguel López Abad, presidente de la Cámara de Comercio de Murcia, han firmado esta mañana un convenio de colaboración por el que ambas instituciones promoverán entre las empresas y profesionales de la Región la formación especializada, con el fin de dar respuesta a los retos de transformación digital e innovación en el mundo empresarial actual. A la firma y encuentro de trabajo ha asistido también Francisco Sardina, director de Programas Executive Education IE Business School.

Desde el Instituto de Empresa (IE), se considera de interés estratégico contar con la Cámara de Comercio de Murcia para expandir su actividad, entre la cual se incluyen programas de alta dirección, seminarios, workshops, masterclass, programas cortos, etc. Por su parte, la Corporación empresarial ha destacado que “las características y trayectoria de una institución como el IE son una garantía de excelencia en la formación de líderes empresariales que apuesten por la innovación y el cambio en las organizaciones con un enfoque global y humanista”.

Esta colaboración tendrá su inicio con un workshop que se celebrará el próximo 28 de enero, con el título de “Futuro del trabajo…Trabajo del futuro. Dos caras de la misma moneda”. Asimismo, incluye el programa de Alta Dirección, AMP Edición Murcia (Advanced Management Program) que se impartirá en el Centro de Formación de la Corporación empresarial murciana a partir del 8 de febrero. El AMP Edición Murcia es una formación, eminentemente práctica y orientada a resultados, diseñada para profesionales con experiencia que desean avanzar en su desarrollo profesional hacia responsabilidades de primer nivel ejecutivo, así como para emprendedores en fase de lanzamiento de sus proyectos.

La Cámara de Comercio de Murcia ha diseñado su plan de actuación del año que comienza donde se marca los principales objetivos de prestación de servicios y desarrollo de programas destinados a las empresas para 2019.

El impulso de la oferta formativa orientada a las nuevas necesidades del mundo empresarial de la Región será uno de los objetivos prioritarios de la Cámara, poniendo en valor el renovado Centro de Formación con el que cuenta en la calle Frutos Baeza, que ha sido dotado de los medios técnicos necesarios para ampliar y diversificar los cursos que se imparten. En esta línea se inscriben los acuerdos realizados con prestigiosas instituciones dedicadas a la formación, como el Instituto de Empresa, que impartirá en las instalaciones camerales su AMP Edición Murcia (Advanced Management Program); las dedicadas a fomentar el emprendimiento y consolidación de empresas como Incyde (Instituto Cameral para la Creación y Desarrollo de la Empresa); así como otras de ámbito internacional con las que se han iniciado contactos.

Asimismo, la Cámara pretende intensificar su trabajo con las empresas murcianas para impulsar su internacionalización a través de actividades de promoción como la organización de misiones comerciales, visitas procedentes de otros países y asistencia a ferias. A este respecto, y en el marco tanto del Plan de Promoción Exterior de la Región de Murcia como del Plan Internacional de Promoción, el objetivo para 2019 es aumentar el número de actuaciones desde las 11 realizadas en 2018 hasta un total de 20 en este año, marcando como mercados prioritarios países árabes, norte de África, este de Europa y algunas economías hispanoamericanas.

Asimismo, la Cámara está pendiente de la resolución del Brexit por el impacto que este pueda tener en MurciAduana, el Recinto Aduanero gestionado por la corporación empresarial, donde se realizan anualmente casi 9.000 despachos, solicitando que se incremente el esfuerzo realizado por parte de la Administración del Estado para dotar de los medios humanos necesarios para atender a las empresas, especialmente en el ámbito fitosanitario.

Apoyo al comercio de proximidad y a la extensión del arbitraje

Durante 2019 se seguirán desarrollando las actuaciones destinadas a mejorar la competitividad del tejido empresarial de la distribución comercial que han demostrado una mayor efectividad. A este respecto, se destaca la respuesta de la formación a través de un total de 49 talleres formativos de pequeño formato, que han llegado a 14 municipios de la Región durante 2018, sumando casi 1.000 asistentes. Con una duración de tres horas y de carácter gratuito, estos talleres abordan los temas que más interesan a los comerciantes en su actividad diaria como son la presencia en redes sociales, el uso del e-mail marketing para realizar campañas de ventas, técnicas de una comunicación persuasiva y eficaz o la utilización del escaparate como herramienta de marketing visual.

Asimismo se destaca el impacto del evento Murcia Shops Forum, que contó con más de 400 comerciantes y profesionales relacionados con el sector, que en su tercera edición para 2019 tiene como objetivo consolidarse como referente de innovación para el comercio de proximidad, con el apoyo de la Dirección General de Comercio, Consumo y Simplificación Administrativa de la Región de Murcia.

Otro de los servicios que se reforzará durante 2019 será la Corte de Arbitraje con el fin de contribuir a la solución extrajudicial de los litigios mercantiles. La media de los arbitrajes realizados en los últimos diez años es de 9-10 anuales, una actividad que pretende incrementarse con la difusión de sus ventajas entre las que figura su rapidez (el plazo de resolución de la Corte de Arbitraje de Murcia es de cuatro meses), economía de costes, especialización y confidencialidad.

Programas europeos

Asimismo, la Cámara seguirá desarrollando programas europeos en diversos ámbitos, que suman un presupuesto global de 1,54 millones de euros procedentes tanto del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) como del Fondo Social Europeo. Los programas abarcan diferentes objetivos como impulsar el emprendimiento, especialmente en el colectivo femenino (España Emprende y Programa de Apoyo Empresarial a las Mujeres); introducir a las pymes en la cultura de la innovación (InnoCámaras y Programa de Competitividad Turística); mejorar la competitividad de las pymes mediante la incorporación y uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TICCámaras); o salir a nuevos mercados internacionales, especialmente a través del fomento del marketing digital (Xpande y Xpande Digital) .

Otra línea de trabajo que la Cámara desarrolla con fondos europeos es la mejora de la formación de los jóvenes para mejorar su inserción laboral y la cualificación de los recursos humanos de las empresas. Son los objetivos del PICE (Programa Integral de Cualificación y Empleo), que forma parte del Sistema Nacional de Garantía Juvenil, del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social; junto con el Programa de Formación Profesional Dual en la Empresa, que busca incorporar a nuevas empresas a este tipo de educación.

El Indice de Precios al Consumo en la Región de Murcia (IPC) acabó 2018 con una inflación interanual del 0,9 por ciento, tras descender seis décimas en diciembre. Este comportamiento fue similar al del marco nacional, donde los precios descendieron el pasado mes cuatro décimas, aunque en este caso la tasa anual ha quedado en un 1,2 por ciento.

Estos datos nos convierten, un año más, en una de las Comunidades Autónomas con los precios más bajos, solo por detrás de Baleares, aunque con un avance respecto al 0,6 por ciento con el que cerramos el año previo. En este sentido, son destacables los efectos positivos que una inflación en los actuales niveles tiene en el poder adquisitivo de los consumidores y en la competitividad de las empresas murcianas en los mercados.

Cae la cotización del crudo

En la recta final del año y debido a la caida de la cotización del crudo en los mercados internacionales, los precios en la Región de Murcia han acelerado su senda de moderación. Concretamente, el punto de inflexión se inicia en el mes de septiembre, donde la inflación regional había alcanzado una tasa del 2,2 por ciento, tras continuos avances desde el 0,0 por ciento con el que se iniciaba 2018.

Asimismo, esta moderación se refleja también en la inflación subyacente, que descuenta los componentes más volátiles de los precios, y que en la Región de Murcia se ha situado en el 0,6 por ciento.

En el conjunto del año, los grupos más inflacionistas han sido comunicaciones (+2,2 por ciento), principalmente por los servicios postales que en el cómputo de año suben un 12,2 por ciento; así como alimentos y bebidas no alcohólicas, junto con medicina, ambos con un +1,5 por ciento.

En sentido contrario, el grupo de menaje ha visto descender sus precios un 0,2 por ciento; a lo que se suma la bajada interanual de transporte en un 0,1 por ciento. En este último grupo es especialmente significativa la bajada producida en el mes de diciembre, un 3,5 por ciento, por el impacto del descenso de los precios de los carburantes.

Como conclusión, comenzamos un año en el que la inflación regional presenta margen de recorrido a tenor tanto del crecimiento que mantenemos, como de las previsiones que nos sitúan entre las Comunidades Autónomas más dinámicas. A este respecto, el mantenimiento de la buena evolución del mercado laboral deberá tener su impacto en el consumo y en el crecimiento, trasladando su reflejo a los precios.

La tasa mensual del Indice de Precios al Consumo en la Región de Murcia (IPC) no ha variado durante el mes de noviembre (0,0 por ciento), lo que supone un recorte en la tasa interanual de siete décimas hasta situarse en el 1,4 por ciento. De esta manera, los precios abandonan la senda alcista de los cinco meses anteriores en los que superaban el nivel del 2 por ciento y nos situamos como la segunda Comunidad Autónoma con la inflación más baja, junto con Andalucía y solo por detrás de Baleares.

Por otra parte, hay que destacar que el mantenimiento mensual de los precios se produce así en un mes tradicionalmente inflacionista, debiendo remontarnos a 2008 para encontrar una variación mensual con signo negativo en la Región de Murcia. Esta situación es similar al comportamiento de los precios en el conjunto de España, donde la variación mensual ha sido del -0,1 por ciento, recortando la tasa interanual en seis décimas hasta situarse en el 1,7 por ciento.

Por lo tanto, la evolución de los precios permite que el expansivo crecimiento económico que mantiene la Región sea compatible con la moderación de las presiones inflacionistas, lo que beneficia el mantenimiento del poder adquisitivo de los ciudadanos y da margen a un mayor crecimiento del consumo.

El comportamiento mensual en la Región ha estado marcado por los productos energéticos que tienen su reflejo más significativo en el grupo de transporte (-1,8 por ciento); junto con los menores precios de la fruta, que han determinado la bajada del grupo de alimentos y bebidas no alcoholicas (-0,8). El mismo porcentaje de descenso, un 0,2 por ciento, han registrado vivienda, ocio y cultura, y hoteles, cafés y restaurantes. El primero de los casos se produce por el descenso de los precios de la electricidad; mientras que los otros dos, vinculados a servicios, se encuentran en temporada baja. En sentido contrario, el grupo con mayores subidas ha sido vestido y calzado (+6,2 por ciento), que aún se ve influido por los cambios a la temporada otoño-invierno.

Con esta evolución, la inflación subyacente en la Región, la que considera los elementos menos volátiles de la economía, se sitúa en el 0,6 por ciento, tres décimas por debajo de la nacional (0,9 por ciento), lo que indica que podría quedar margen de descenso, siempre que los precios de los productos energéticos no vuelvan a repuntar. También hay que tener en cuenta el componente de mayor consumo que se da en las fechas navideñas.

El paro registrado en la Región de Murcia durante noviembre aumentó en 655 personas, lo que supone una variación del +0,63 por ciento. Se repite así el comportamiento del año previo aunque en esta ocasión con una menor intensidad (+1,35 por ciento hace un año), frente a la práctica invariabilidad de la media nacional donde el paro desciende un 0,06 por ciento mensual.

Por otra parte, el mes de noviembre confirma tanto el mantenimiento de la creación de empleo en la Región como su tendencia a ralentizarse, lo que se manifiesta en el análisis de los datos interanuales. Así, la Región crea empleo a una tasa interanual del 3,05 por ciento, cuando hace un año lo hacía al 3,95 por ciento; mientras el paro se reduce en tasa interanual en un 5,75 por ciento, cuando hace doce meses el ritmo era del -6,98 por ciento.

Hay que destacar que el incremento mensual del paro no impide que la Región siga creando empleo, con un aumento de la afiliación a la Seguridad Social en el mismo mes de 4.566 personas, lo que supone un +0,80 por ciento y nos sitúa como la tercera Comunidad Autónoma con mayor crecimiento. Ello supone que el mercado laboral regional sigue siendo dinámico aunque no con la suficiente fortaleza como para incorporar a la totalidad de los nuevos demandantes de empleo, ya que por cuarto mes consecutivo se ha incrementado el número de parados.

Durante el pasado mes, todos los sectores se han visto afectados por la subida del paro, excepto la construcción que, con su descenso del 0,7 por ciento, confirma una positiva tendencia mantenida durante todo 2018 con la única excepción del mes de agosto.

En sentido contrario, el aumento del paro ha estado liderado por servicios, con +0,83 por ciento, cuya alta ponderación en el mercado laboral regional condiciona la evolución de este mes, lo que se refleja en el hecho de que de las 655 nuevos parados, 558 corresponden a este sector. Esta evolución, que se repite los cuatro últimos meses, confirma la necesidad de adoptar medidas para dar una mayor estabilidad a un relevante sector en la estructura económica regional, con actividades de alta estacionalidad como el turismo.

A este determinante aumento del paro en servicios, se suman los 86 nuevos parados en industria (+0,77); los 19 en agricultura (+0,23); y los 50 (+0,51) en el colectivo sin empleo anterior.

Además, en relación con el comportamiento en el conjunto de España, la creación de empleo resulta más intensa tanto en el horizonte mensual, donde la media nacional evoluciona en sentido contrario con un descenso del 0,25 por ciento, como en el interanual, donde la afiliación a la Seguridad Social aumenta con menor intensidad que en la Región (+2,87).

Como conclusión, 2018 será un nuevo año ganado para el mercado laboral de la Región de Murcia, tanto en creación de empleo, donde se logrará el quinto año consecutivo de aumento de número de afiliados a la Seguridad Social, como en paro registrado, que descenderá por sexta anualidad.

El empresario murciano Pedro Garcia-Balibrea ha recibido la Medalla de Oro de la Orden de la Cámara de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de España, impuesta por el presidente de la Cámara de España, José Luis Bonet, quien destacaba su condición de “referente para los empresarios de la Región y del resto de España por su carácter reivindicativo como firme defensor del sistema cameral”.

Pedro García-Balibrea (Murcia, 1937) ha estado vinculado a la corporación empresarial murciana durante casi cuarenta años, habiendo presidido la misma desde abril de 1998 hasta el 10 de abril de este mismo año, fecha en la que dio el relevo al actual presidente, Miguel López Abad. Este último, destacaba en su intervención la trayectoria de su antecesor como una persona “que ha encarnado el espíritu empresarial, forjado a sí mismo, luchador y defensor de los intereses de las empresas murcianas y de la Región; pero también sus cualidades personales como persona dialogante y cercana”.

En sus palabras de agradecimiento, García-Balibrea destacaba “las muchas satisfacciones que me ha reportado mi presidencia de esta Cámara, gracias a la confianza que en mí depositaron mis compañeros empresarios; aunque también las dificultades a las que tuvimos que enfrentrarnos cuando en el año 2010 se eliminaron las cuotas camerales”“Con todo –resumía– el balance es netamente positivo”.

Finalmente, el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, emplazaba al homenajeado a seguir aportando su conocimiento y experiencia a la Región, ya que “necesitamos muchas personas como él”.