El Indicador de Confianza Empresarial (ICE) de la Cámara de Comercio de Murcia avanza hasta los 11,6 puntos en el cuarto trimestre de este año, seis décimas más que el anterior –ver gráfico de evolución–. Se trata del tercer trimestre consecutivo que este indicador tiene signo positivo, pero tras el avance de ocho puntos del trimestre anterior, seis décimas suponen un crecimiento moderado que responde a la revisión a la baja de las principales estimaciones económicas para 2021. La encuesta en la que se basa el ICE se ha realizado entre 200 empresas de la Región.

El PIB regional no es ajeno a la evolución del español, que según el INE registra una variación del 2,0 por ciento en el tercer trimestre de 2021 respecto al anterior, mientras su variación interanual se sitúa en el 2,7 por ciento, frente al 17,5 del trimestre precedente donde se aprecia la minoración de la actividad cuando los efectos de la pandemia eran más adversos. De hecho, recientemente la Cámara de Comercio de España rebajaba sus previsiones de crecimiento de la economía, tanto para este ejercicio – del 5,9% al 4,7%- como para el próximo -del 6,2% al 5,5%.

Según explica el presidente de la Cámara de Comercio de Murcia, Miguel López Abad, “a pesar de encontrarnos en una senda de recuperación, los avances se van moderando, lo que responde a nuevas incertidumbres que aparecen en la actividad empresarial. Entre ellas el aumento de costes en la mayor parte de los factores de producción como materias primas, energía, salarios, cotizaciones sociales, etc., que acabará siendo trasladado a los precios y afectando a la demanda, lo que a su vez provoca una contracción de la actividad y el crecimiento”.

También hay que señalar –continúa López Abad—que la nueva variante del Covid-19 no había aparecido en el momento de la encuesta con la posibilidad de volver a restricciones de actividad en los sectores más ligados a la interacción social, un hecho que seguramente tendrá su reflejo en los resultados finalmente obtenidos en el último trimestre del año”.

En este sentido, la preocupación por los efectos limitantes del COVID-19 en la actividad empresarial sigue perdiendo protagonismo en este ICE, siendo señalado por el 21,1 por ciento de los encuestados, frente al 30,6 por ciento del trimestre anterior, y por detrás de la debilidad de la demanda (39 por ciento) y el aumento de la competencia (26,7 por ciento).

Principales resultados

Las perspectivas de la cifra de negocio para el último trimestre del año reflejan un aumento en el 19,9 por ciento neto de las empresas encuestadas. Ello supone mejorar los resultados del tercer trimestre que ya han sido muy positivos, incluso de manera más intensa que la esperada, pues el 16,7 por ciento de las empresas ha aumentado esta variable frente al 10,9 por ciento que preveía hacerlo.

Por su parte, el 27 por ciento neto de los empresarios que realizan exportaciones señala haberlas aumentado durante el tercer trimestre del 2021, mientras que las previsiones indican que seguirán incrementándolas en los próximos meses según el 21,5 por ciento de ellos. Estos datos vienen corroborados por la Secretaría de Estado de Comercio que señala hasta septiembre un montante de 8.967,5 millones de euros exportados, un 20,4 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior.

Respecto a las perspectivas de la inversión, los encuestados señalan que en el cuarto trimestre continuará la tendencia de aumento, según el 8,2 por ciento de los empresarios. Sin embargo, en el trimestre previo la realidad observada no ha cumplido con las perspectivas esperadas, pues la inversión se ha mantenido en un nivel similar al precedente.

También el empleo evoluciona favorablemente. Un 15,8 por ciento de las empresas declaran que aumentaron la contratación de trabajadores durante el tercer trimestre, notablemente por encima de lo que habían previsto el ICE anterior (+2,1), mientras que en último trimestre este porcentaje será menos intenso, con avances del 9,2 por ciento, un menor ritmo donde se advierte la incertidumbre que provocan los efectos de la contrareforma laboral y su posible imposición sin consenso.

Aún así, la buena evolución del empleo se confirma en la Encuesta de Población Activa (EPA) del INE en el tercer trimestre, donde el número de ocupados en la Región de Murcia creció en 4.000 personas, su nivel más alto de la serie histórica (652.600 ocupados). Sin embargo, la citada encuesta también pone de manifiesto un incremento del paro en 13.800 personas respecto al trimestre anterior, una subida del 14,1 por ciento, que es la más elevada de todas las Comunidades Autónomas, circunstancia que se explica por el aumento de la población activa en 17.800 personas durante el tercer trimestre.

Finalmente, los precios de venta avanzan, según reflejan los empresarios, tanto en el tercer trimestre, donde el 15,7 por ciento neto dice haber incrementado sus precios, como el 12,9 por ciento que prevé hacerlo en el último trimestre del año. Esta tendencia responde tanto al empuje de la demanda acorde con las perspectivas económicas de recuperación, como a los mayores costes de producción a los que se enfrentan las empresas por la carestía de las materias primas y de la energía. De hecho, el Índice de Precios al Consumo en la Región de Murcia (IPC) durante el mes de octubre se situó en el 5,1 por ciento, el índice más alto desde julio de 2008.

 

El pasado mes de noviembre el paro en la Región de Murcia descendió en 725 personas, retomando la tendencia de reducción que, desde marzo, solo se ha vito truncada de forma puntual en octubre.

El sector servicios protagoniza esta caída, con 1.083 parados menos, a lo que se suma construcción con 102 personas. Ambos compensan a otros sectores donde el paro sube como es el caso de agricultura (+287), industria (+31) y el colectivo sin empleo anterior, donde hay 142 parados más.

Esta bajada del 0,76 por ciento queda, sin embargo, por debajo de la media nacional donde la intensidad de la reducción es mayor (-2,28 por ciento). Además, cabe destacar que el paro femenino no se ha visto beneficiado por el descenso de noviembre, sino que profundiza en una desigualdad del mercado laboral contra la que se debe actuar con políticas activas, ya que en la Región el paro femenino supone el 61,8 por ciento del total de 95.053 parados.

La afiliación a la Seguridad Social, por su parte, sigue una evolución positiva, con un avance mensual del 1 por ciento, que es superior a la media de la subida de la media nacional (0,31 por ciento).

En conclusión, los datos del paro registrado de noviembre pueden considerarse favorables para el mercado laboral regional, aunque su escasa intensidad en relación a la media nacional permita deducir un amplio margen de mejora. En el trasfondo de este freno a una mayor contratación aparecen incertidumbres claras para los empresarios como son el alcance de la contrareforma laboral y su posible imposición sin consenso; la evolución de la pandemia con la aparición de nuevas variantes; o el precio de la energía y la crisis de suministros de componentes para la industria.

Finalmente, los empresarios también recuerdan las limitaciones a su actividad que suponen los tradicionales problemas de la economía regional, como son la falta y carestía de agua, así como las deficientes infraestructuras de transporte con las que contamos, especialmente en el ámbito ferroviario.

La Cámara de Comercio de Murcia celebrará este sábado 27 de noviembre “Murcia en la vitrina”, un festival que tendrá lugar en el interior de 24 locales comerciales situados en el centro de la ciudad de Murcia, dotándolos temporalmente de una oferta cultural tan inesperada como sorprendente.

Este festival consiste en la ocupación ocasional y efímera de parte de estos comercios por una serie de artistas locales, que ofrecerán actuaciones musicales, de marionetas, danza, recitales poéticos, etc., transformando los escaparates de estos locales con actuaciones en directo en su interior.

Su finalidad, según explica el presidente de la Cámara de Comercio de Murcia, Miguel López Abad, es “contribuir a revitalizar y dotar de actividad cultural al centro comercial de la ciudad, recordando que los comercios son agentes activos de nuestra vida cotidiana, donde no solo podemos comprar, sino también convivir y disfrutar de otro tipo de actividades enriquecedoras”.  Esta iniciativa se enmarca en el Plan de Apoyo al Comercio 2021 que las Cámaras de Comercio desarrollan con la financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y la Secretaría de Estado de Comercio.

 

 

 

 

 

 

 

En 2019 tuvo lugar una edición centrada en actuaciones musicales

 

Durante todo el día (en horario de mañana de 10:00 horas a 13:00 horas y de tarde de 18:00h a 20:00 horas) se celebrarán cuatro actuaciones simultáneas de unos 30-40 minutos de duración cada una. De este modo, las actuaciones podrán ser disfrutadas por los viandantes desde la vía pública, convirtiendo los escaparates de los comercios participantes en inesperados núcleos emisores de cultura.

En 2019 tuvo lugar una edición centrada en un número más restringido de comercios (8) y solo actuaciones musicales, por lo que esta nueva edición supone un decidido paso para dotar a la actividad comercial de una proyección cultural que beneficia al conjunto de la sociedad.

Para más información sobre el desarrollo del festival, consultar aquí.

Mª Ángeles González García, vecina de Yecla de 56 años, de profesión cosedora de tapicería para mueble, es la ganadora de la Compra-Reloj 2021 cuyo reto ha completado al filo de las 14.00 horas con la compra de un casco de moto para su marido, Marco. De hecho, han sido 79 céntimos los que ha dejado de gastar, tras una intensa mañana que, ha afirmado, recordará toda su vida.

Desde las 10.00 horas y comenzando por “Duende Moda y Complementos”, el comercio donde encontró la suerte con la compra de unos cordones para colgar gafas y mascarillas, Mª Ángeles ha recorrido las tiendas donde compra habitualmente. Entre ellas no han faltado ópticas, joyería, tiendas de ropa, de deportes, ferretería, zapatería, etc., eso sí, con la limitación de no gastar más de 300 euros en cada uno de ellos. Un reloj, un jamón, gafas de sol, móviles o ropa para toda la familia han sido algunas de las compras que ha realizado, entre la alegría y las felicitaciones de vecinos y amigos.

Hasta 23 establecimientos han sido visitados por la afortunada ganadora a quien han acompañado sucesivamente su marido, su hijo mediano y tres amigas cuando sus obligaciones se lo han permitido. También se ha sumado a la bulliciosa comitiva el presidente de la Asociación de Comerciantes de Yecla (ASOCOMY), Adrián Soriano, quien ayudó a Mª Ángeles a elaborar un plan de las compras que iba a realizar, tras enterarse de que la suerte había vuelto a Yecla.

Porque, con esta, son ya cuatro las veces que la suerte de la Compra-Reloj recae en la dinámica localidad del Altiplano, donde la participación en esta popular iniciativa es tradicionalmente muy elevada. En esta edición, han sido casi 750 los comercios de la ciudad de Murcia y otras 26 localidades los que han participado en esta promoción de la Cámara de Comercio de Murcia repartiendo más de 100.000 talones.

Entre todas ellos y en presencia de un notario, el niño Gonzalo Tortosa, de cuatro años, extrajo el talón cumplimentado por Mª Ángeles, quien lo ha mostrado orgullosa al inicio de las compras.

Hay que recordar que la corporación empresarial organiza por décimoctavo año consecutivo esta acción de promoción comercial gratuita para los participantes, en el marco del Programa de Comercio Minorista 2021, que cuenta con la financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional.

MÁS FOTOS EN FACEBOOK

Durante la segunda semana de noviembre se llevado a cabo una misión comercial a Senegal y Costa de Marfil, con la que la Cámara de Comercio de Murcia recupera las acciones de promoción comercial en el continente africano.

Un total de 11 empresas de la Región, pertenecientes a los sectores de alimentación y bebidas, estructuras metálicas, envases y embalajes para el sector agroalimentario, tecnología agrícola, ingeniería del frío, automatismos para puertas y equipamiento deportivo han participado en esta acción organizada conjuntamente con el Instituto de Fomento (INFO), en el marco del Plan de Promoción Exterior de la Región de Murcia que cuenta con Fondos FEDER.

En destino se ha trabajado con dos consultoras especializadas en los mercados de Senegal y Costa de Marfil, que han diseñado la agenda de encuentros empresariales para cada participante. En ambos países, explican los especialistas, “por su forma de hacer negocios, es fundamental el contacto personal con los potenciales clientes, de ahí que se haya optado por organizar esta acción de promoción de una forma presencial, cuando las circunstancias lo han permitido”.

La República de Senegal, con una población de unos 16 millones de habitantes, destaca por su situación geográfica y proximidad con España, su estabilidad política y económica, la reforma del código aduanero y el nuevo plan para facilitar la implantación de empresas e inversiones. Ofrece oportunidades de negocio para la mayoría de sectores, ya que depende en gran medida de las importaciones.

Por su parte, el segundo de los destinos, Costa de Marfil, cuenta con una población estimada de 26 millones de habitantes y está considerada uno de los motores de la región de África Occidental, con un crecimiento del PIB per cápita del 15% por ciento acumulado en los últimos cinco años.

La mesa redonda “Cómo mejorar la Intralogística en mi empresa” celebrada en la Cámara de Comercio de Murcia, junto con la Asociación para el Desarrollo de la Logística (ADL), ha analizado la optimización de la logística interna, especialmente en relación a los principales problemas que afectan a la cadena de suministros en la actualidad. Este evento, con más de 400 asistentes entre presenciales y virtuales, se desarrolla dentro de la línea de Formación Ejecutiva que la corporación empresarial murciana pone a disposición de empresarios y profesionales de la Región.

Entre los ponentes figuran Antonio Fuentes, del Grupo Logístico Fuentes; José Montoya, de ElPozo Alimentación; y Enrique Nadales, de CONSUM Central. También han participado Óscar Cuesta, experto en dirección, optimización de logística y operaciones; Cristóbal Soriano, de MODULA Logística y Almacenaje SL; Vicente Marín, de Levante AR Storage Solutions; Mikel Fernández de Castillo, de Swisslog, Pilar Hernández, de ToolsGroup; y César Briones, de EXOTEC by Dexter.

Durante las distintas intervenciones se han puesto de manifiesto las principales incertidumbres que planean sobre el abastecimiento de las empresas, destacando en las de transporte que transitan a un modelo eléctrico, la carestía y escasez de esta energía; o la falta de acero para las empresas que fabrican instalaciones y equipos de almacenaje. Por su parte, las empresas de gran consumo han aconsejado buscar proveedores más locales, que aseguren plazos de entrega más rápidos a pesar de su posible mayor coste.

También los proveedores que suministran mercancía al punto de venta se han visto obligados a modificar su estructura de abastecimiento para satisfacer las exigencias de un mayor surtido derivado del cambio de comportamiento del consumidor.

Entre las soluciones, la tecnología proporciona herramientas para solventar problemas logísticos, como el machine learning o el big data que permite estudiar lo que ha pasado anteriormente para anticipar respuestas y tener una planificación de la demanda. La robótica también aportará una mayor eficiencia a la logística de las empresas, como el uso de camiones autónomos, aunque a medio plazo seguirán conviviendo procesos operativos manuales, semiautomáticos y automáticos.

Entre las conclusiones, señalar cómo la logística ha pasado de ser una actividad secundaria dentro de la organización a un factor clave en la estrategia de las empresas, un ámbito con amplio recorrido de mejora, capaz de proporcionar importantes ahorros de costes y optimización del servicio, con el aumento de la competitividad que ello supone y respuestas más ágiles.

El pasado mes de octubre ha roto con la caída del paro que la Región llevaba experimentando en los últimos siete meses. Así, octubre deja 2.271 parados más, lo que supone un incremento mensual del 2,4 por ciento y se desmarca de la evolución nacional, donde se produce una leve variación a la baja (-0,02).

Excepto la construcción que registra una testimonial bajada en 4 personas, todos los sectores se han visto afectados por esta subida del paro. Tal como suele suceder este mes, el aumento del paro se deja notar especialmente en el sector servicios, con 1.623 nuevos parados, influido por el final de la temporada turística, que también afecta al colectivo sin empleo anterior (+540 parados). Le sigue agricultura, con 80 personas más en el paro; e industria (+32).

Con todo ello, el número total de parados registrados en la Región se sitúa en 95.778 personas, pendientes de los 2.209 trabajadores que aún permanecen en situación de ERTE en la Región.

Lo puntual de este registro mensual queda evidente en el horizonte interanual, donde se sigue manteniendo la tendencia de reducción del paro. Concretamente, la Región cuenta con 22.049 personas paradas menos que hace un año, lo que supone una importante corrección, del 18,7 por ciento, más intensa que el descenso del 14,9 por ciento de la media nacional.

También es positivo el comportamiento de la afiliación a la Seguridad Social que en octubre subió un 1,1 por ciento. En el cómputo de los últimos doce meses, este aumento asciende al 3,5 por ciento, lo que supone que en la Región contamos con 20.416 afiliados más que hace un año.

En conclusión, los datos del paro registrado de octubre pueden considerarse un paréntesis en una tendencia positiva del mercado laboral regional, configurando un panorama similar al que reflejaba la última Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre del año, donde se constataba la incorporación de nuevos activos dispuestos a trabajar. Lo que ha sucedido es que durante octubre, estos nuevos activos han pasado a engrosar tanto la afiliación a la Seguridad Social como las listas del paro.

Por lo tanto, se prevé que el empleo siga creciendo y reduciéndose el número de parados, aunque dependiente de la intensidad de la reactivación económica en la que nos hallamos inmersos. Sin embargo, también hay que subrayar la persistencia de incertidumbres propias del mercado de trabajo como la anunciada reforma laboral, cuyo alcance y procedimiento preocupa a los empresarios necesitados de un marco institucional que genere seguridad y confianza para abordar nuevas contrataciones.

La Cámara de Comercio, de Murcia, junto con la Asociación para el Desarrollo de la Logística (ADL), organizan una mesa redonda el próximo 9 de noviembre para abordar los beneficios de la correcta gestión de la intralogística, con especial referencia a la actual ruptura mundial de los flujos de mercancías.

El evento, que tendrá lugar en la sede murciana de la Cámara de Comercio, constará de varias exposiciones de especialistas en logística y profesionales de la Región de Murcia, sobre la operativa de grandes y medianas empresas en esta materia, a la que seguirá una mesa redonda donde se podrán plantear las dudas de los asistentes o de las personas que opten por participar vía online.

Como explican los organizadores, la correcta gestión de la intralogística o parte de la cadena de suministro que engloba todos los procesos y movimientos internos de la mercancía, es capaz de proporcionar a las empresas importantes ahorros de costes y mejora del servicio, con el amento de la competitividad que ello supone.

Entre los ponentes figuran Rafael Fuentes, del Grupo Logístico Fuentes; José Montoya, de El Pozo Alimentación; y Enrique Nadales, de CONSUM Central. Otros intervinientes serán Óscar Cuesta, experto en dirección, optimización de logística y operaciones; Cristóbal Soriano, de MODULA Logística y Almacenaje SL; Vicente Marín, de Levante AR Storage Solutions; Mikel Fernández de Castillo, de Ibérica Swisslog, Pilar Hernández, de ToolsGroup; y César Briones, de EXOTEC by Dexter.

Entre los temas tratados, figuran la gestión de stocks y aprovisionamientos; el correcto diseño del lay out de los almacenes, la digitalización de los centros de distribución o la convivencia de procesos operativos manuales, semiautomáticos y automáticos, entre otros.

INSCRIPCIONES

Hoy finaliza la misión comercial que ha tenido lugar durante esta semana en Bulgaria y Rumanía, organizada por la Cámara de Comercio de Murcia, con la participación de ocho empresas del sector agroalimentario. Estas empresas se dedican tanto al fresco –uva, apio, coliflor…– como a la conserva de frutas y verduras, junto con vinos de la DOP Jumilla, productos alimentarios del sector fitness y golosinas.

Como trabajo previo, la Cámara organizó una misión comercial virtual durante el mes de mayo. Ahora, y según los intereses identificados, los empresarios han desarrollado una agenda de entrevistas con empresas en Bucarest y Sofía. Como explican los técnicos camerales, “tras su incorporación a la UE en 2007, Rumanía y Bulgaria han sido muy activos en el comercio intracomunitario, representando este el 75 por ciento y el 69 por ciento respectivamente, por lo que las empresas murcianas cuentan con oportunidades de negocio en muchos sectores, especialmente el alimentario”.

 Durante la misión, el representante cameral ha mantenido reuniones tanto con el consejero de la Oficina Comercial de ICEX en Bulgaria, Roberto Ruiz Antolin, como con la consejera de la Oficina Comercial de ICEX en Rumania, Cristina Pérez Mahiques.

Esta iniciativa forma parte del Plan de Promoción Exterior de la Región de Murcia que las Cámaras de Comercio desarrollan conjuntamente con el Instituto de Fomento (INFO), y que cuenta con Fondos FEDER.

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), hecha pública hoy por el INE relativos al tercer trimestre de 2021, reflejan que el número de ocupados en la Región de Murcia creció en 4.000 personas, lo que sitúa su montante global en el registro más alto de la serie histórica: 652.600 ocupados.

Sin embargo, la encuesta también pone de manifiesto un incremento del paro en 13.800 personas respecto al trimestre anterior, una subida del 14,1 por ciento, que es la más elevada de todas las Comunidades Autónomas y de signo contrario a la media nacional, donde se ha conseguido una reducción del 3,6 por ciento. Con ello, la cifra total de parados en la Región se sitúa en 112.000 personas y la tasa de paro regional se eleva hasta el 14,6 por ciento.

La confluencia de ambos indicadores se explica por el aumento de la población activa en 17.800 personas, probablemente porque la reactivación económica propia de la época estival empuja a más personas a buscar empleo. Esta demanda, sin embargo, no ha podido ser satisfecha de modo pleno por el mercado laboral regional, dado que el dinamismo de la actividad en el tercer trimestre no ha resultado suficiente.

Los sectores más afectados por esta evolución trimestral han sido agricultura, donde el paro aumenta en 7.100 personas; seguido de servicios, con 3.800; el colectivo sin empleo anterior (+3.200) y construcción (+1.000). El único sector con reducción del paro ha sido industria, 1.400 personas.

En el horizonte interanual los datos son más favorables, teniendo en cuenta que la comparación se establece con un periodo donde los efectos de la pandemia eran más acusados. Así, la ocupación en los últimos doce meses avanza un 5,5 por ciento, mientras el paro se reduce en un 12,9 por ciento.

Como conclusión, la Encuesta de Población Activa de este tercer trimestre refleja la necesidad de aunar esfuerzos para que la reactivación económica y del mercado laboral se traslade a una creación de empleo de mayor intensidad. En este sentido, se valora el mantenimiento de las ayudas para asegurar la liquidez de las empresas viables; la prolongación de los ERTEs que en la Región afectan a finales de septiembre a 2.972 trabajadores; así como la aplicación de los fondos europeos a los sectores con más capacidad de generar riqueza y un empleo de calidad.

Por el lado de las incertidumbres que afectan a la recuperación del mercado de trabajo, preocupa el momento de plantear cualquier reforma laboral que no cuente con el consenso de los agentes sociales por sus efectos disuasorios en la contratación; el encarecimiento de los precios de las materias primas; junto con otros costes de producción como son el transporte o los suministros energéticos, especialmente la electricidad.