El Comité de Representantes de Personas con Discapacidad y sus Familias de la Región de Murcia (Cermi) ha presentado en la Cámara de Comercio de Murcia la campaña ‘Ahora más que nunca empreXas’, dirigida a informar y sensibilizar a las compañías para que marquen la Casilla Empresa Solidaria dedicada a fines sociales al tributar por el Impuesto de Sociedades.

Pedro Martínez, presidente del Cermi en la Región de Murcia, ha trasladado esta iniciativa a Miguel López Abad, presidente de la Cámara de Comercio, con la que se pretende animar a más empresas murcianas a marcar la Casilla Empresa Solidaria en su Impuesto de Sociedades coincidiendo con la mitad del periodo de presentación del tributo, que está fijado del 1 al 25 de julio.

El objetivo es superar así la recaudación conseguida en el 2019, que alcanzó los 33 millones de euros, un 19% del total que se podría haber conseguido si todas las empresas hubiesen elegido esta opción al presentar su tributo. Estos fondos irán destinados a subvencionar proyectos sociales que permitirán abordar la reconstrucción social de España y defender los derechos de las personas que más lo necesitan.

Con esta medida las compañías podrán destinar por segundo año consecutivo el 0,7% de la cuota íntegra que declaran a financiar proyectos sociales, de ámbito estatal, según la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2018. Para ello, está habilitada la casilla 00073 en el modelo 200 y la 069 en el modelo 220 del Impuesto de Sociedades. Podrá encontrarse en el apartado ‘otros caracteres’ bajo la nomenclatura ‘Opción del 0,7% de la cuota íntegra para fines sociales’. La opción de marcar esta casilla es totalmente voluntaria y no supone ningún gasto para las empresas que decidan sumarse.

El presidente de Cermi Región de Murcia, Pedro Martínez, ha confiado en que la responsabilidad social, el compromiso y la solidaridad de las empresas se pongan de manifiesto ahora más que nunca y se logre superar “no solo el 19%, sino llegar a conseguir más del 25% de la recaudación total”.

Por último, ha recordado que la campaña ‘Ahora más que nunca empreXas’ servirá para que las compañías maximicen su impacto positivo en la sociedad, ayudando a crear oportunidades para todas las personas y a formar parte de la economía inclusiva.

Este jueves 18 de junio se abre la convocatoria del Programa Xpande Digital, cuyo objetivo es prestar un apoyo especializado a las empresas para que desarrollen de un plan de marketing digital internacional. Esta iniciativa está cofinanciada por la Cámara de Comercio de Murcia, la Cámara de Comercio de España y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y cuenta con un presupuesto de 155.200 euros.

El Programa Xpande Digital tiene como objetivo que las empresas desarrollen un plan de marketing digital internacional para definir o adaptar su estrategia en este ámbito. Se trata de una herramienta de gran utilidad para “iniciarse o mejorar el posicionamiento de una empresa de cara a la captación de clientes on-line en un mercado determinado y con un producto o servicio concreto, una forma de trabajo que en las actuales circunstancias cobra aún más relevancia”.

Para lograrlo, las empresas participantes trabajan conjuntamente con un asesor especializado en Comercio Internacional de la Cámara que les guía y asesora en la elaboración de su propio plan de marketing digital que establece, para cada caso, una selección de nuevos mercados con carácter estable, junto con información de valor añadido para abordarlo como la detección y análisis de competidores, estrategias seguidas por los mismos, recomendaciones, etc. Esta fase no tiene coste alguno para los participantes.

En una segunda fase, consistente en la puesta en marcha de este plan de marketing, la empresa podrá recibir hasta 2.800 euros, lo que supone el 70 por ciento de una inversión máxima de 4.000 euros para gastos como registro de dominio y alojamiento, diseño de landing pages y microsites, alta en directorios y market places, acciones de e-mail marketing, diseño de campañas en redes sociales, SEM y SEO, preparación de la analítica web, etc.

Las solicitudes pueden presentarse físicamente en la Cámara de Comercio de Murcia a partir del día 18 de junio a las 9.00 o a través de la sede electrónica con certificado digital https://sede.camara.es/sede/murcia

El lunes, 15 de junio, se ponen a disposición de los consumidores los bonos Cámon!Reactiva, la iniciativa de solidaridad coordinada por la Cámara de Comercio de Murcia para ayudar al pequeño comercio a reanudar su actividad, tras el parón sufrido por la crisis del Covid-19.

Un total de 32 empresas de una gran variedad de sectores empresariales –transporte, alimentación, servicios, automoción, etc.– han respondido a esta llamada con aportaciones que pasan a formar parte de un fondo mancomunado que, actualmente, asciende a 320.000 euros. A estas empresas se han sumado varios municipios, concretamente Alhama de Murcia, Archena, Cehegín, Ceutí, Molina de Segura, San Javier, San Pedro del Pinatar, Torre Pacheco y Yecla, con emisiones de bonos adicionales, exclusivamente dirigidas a sus comercios locales.

Con este fondo, la corporación empresarial ha emitido una serie de talonarios, con bonos de un valor unitario de 15 euros, canjeables por compras de 25 euros en los casi 1.500 establecimientos comerciales de su demarcación que se han adherido a esta iniciativa. La parte subvencionada de cada bono (10 euros) le será reembolsada al comercio, procedente de este fondo, que seguirá emitiendo bonos mientras se reciban aportaciones. La contribución solicitada a las empresas es de 5.000 euros, contando también con una Fila 0 para aquellas empresas y/o particulares que quieran aportar otras cantidades.

Como explica el presidente de la Cámara de Comercio, Miguel López Abad: “El tejido empresarial de esta Región ha dado muestra, una vez más, de la generosidad y el espíritu solidario que le caracteriza, respondiendo de forma ejemplar a esta iniciativa sin precedentes en la Región y en España. Además, también ha puesto de manifiesto el papel que el comercio tiene en la vida de todos nosotros. La cercanía, la calidad en el servicio o el dinamismo que aporta a pueblos y ciudades han sido valores que las grandes empresas han querido resaltar, porque en una economía y en una sociedad todos tenemos nuestro papel y la suma de esfuerzos multiplica sus resultados”.

De hecho, según los cálculos de la Cámara, el fondo solidario generará un movimiento encomómico inducido de al menos 800.000 euros, ya que por cada euro recaudado, se promueven compras por valor de 2,5 euros en los comercios, lo que actúa como incentivo de la actividad económica general de la zona.

Y es que Cámon! Reactiva logra actuar en tres frentes: reactivar las ventas de los comercios que, a su vez, incrementan sus pedidos a las fábricas; el consumo de los clientes que, en algunos casos, pasan por dificultades económicas; y el compromiso de las empresas, como acción de responsabilidad social con su entorno más próximo.

Toda la información sobre la campaña está disponible en https://camonreactiva.es/

El Banco Santander y las Cámaras de Comercio de Murcia, Cartagena y Lorca convocan, en colaboración con la Cámara de España y el diario La Verdad, la cuarta edición del Premio Pyme del Año. El objetivo de este certamen es reconocer la labor de las pequeñas y medianas empresas como generadoras de riqueza y creadoras de empleo en el desempeño de su labor cotidiana.

El plazo de presentación de candidaturas para el premio Pyme del Año 2020 se ha abierto el 8 de junio y se cerrará el 18 de septiembre.

A esta nueva convocatoria pueden concurrir todas las pequeñas y medianas empresas de la provincia con menos de 250 empleados y con una facturación anual inferior a los 50 millones de euros en el ejercicio 2019.

Además de la elección de la Pyme del Año, el jurado podrá conceder, además, cuatro accésits en las categorías de Internacionalización, Innovación y Digitalización, Formación y Empleo, y Empresa Responsable.

Con carácter extraordinario, se ha incluido en esta edición una mención especial a la Mejor Iniciativa en la Lucha contra el COVID19, llevada a cabo en 2020

La empresa ganadora concurrirá al Premio Nacional Pyme del Año 2020, que se fallará en el primer trimestre de 2021. Igualmente, las empresas ganadoras de los diferentes accésits y la mención especial concurrirán a los Premios Nacionales de sus respectivas categorías.

Cómo participar

Las empresas interesadas deberán rellenar el formulario de inscripción que encontrarán en las webs de las Cámaras de Comercio de Murcia, Cartagena, y Lorca , donde también pueden consultar las bases del concurso.

El jurado valorará en sus deliberaciones méritos como la creación de empleo, con especial atención al empleo indefinido; las acciones de formación para los empleados; la actividad internacional, fijándose en la evolución de las exportaciones y la apertura a nuevos mercados; y las iniciativas de digitalización e innovación, así como los proyectos socialmente responsables y, con carácter especial este año, las acciones llevadas a cabo para luchar contra el COVID19.

Más de 2.300 pymes participantes

El Premio Pyme del Año se consolida con esta cuarta edición como una de las convocatorias de más prestigio en el mundo empresarial. En 2019, tercera edición del Premio Pyme del Año, se inscribieron un total de 1.552 empresas de las 50 provincias y la Ciudad Autónoma de Ceuta, y contó con la participación de 42 Cámaras de Comercio territoriales. Desde 2017, año de su implantación, ya son 2.303 pymes que han participado en el certamen.

MÁS INFORMACIÓN: BASES Y FORMULARIO DE INSCRIPCIÓN

El descenso del paro en la Región durante el mes de mayo en 40 personas no se ajusta a la situación real del mercado laboral regional.

Para hacerse una idea de esta realidad, hay que remitirse al horizonte interanual, donde encontramos que en la Región hay 18.643 parados más que hace doce meses, lo que supone un incremento del 19,5 por ciento.

El mes de mayo ha sido tradicionalmente muy positivo para el mercado laboral, tanto en descenso del paro como en aumento de la afiliación a la Seguridad Social, variaciones que se vienen produciendo de manera ininterrumpida desde mayo de 2008.

El pasado mes, por lo tanto, ha repetido el comportamiento habitual, condicionado por el sector de la construcción. En dicho sector el paro registrado desciende en 724 personas, como consecuencia de la mayor actividad que ha traido la relajación en las medidas impuestas por el estado de alarma en las obras y reformas.

También se produce un descenso del paro registrado en 51 personas en el sector de la industria. Por el contrario, servicios que habitualmente ha tenido un buen comportamiento este mes por las nuevas contrataciones para la campaña estival, ha aumentado en 215 personas, y de manera más pronunciada, la agricultura con 423 nuevos parados.

Por su parte, la afiliación a la Seguridad Social en la Región aumentó un 1,9 por ciento, aunque la imagen que arrojan los datos interanuales señalan que existen 16.425 afiliados menos que hace un año, un 2,7 por ciento.

La situación real, frente a los datos publicados hoy, es que casi 60,000 murcianos están afectados por ERTEs, lo que supone que tienen suspendido su empleo pero no computan como parados.

La Cámara de Comercio de Murcia recuerda la necesidad de que todas las administraciones apoyen la actividad de las empresas, especialmente a las pymes y autónomos, con el fin de que la reincorporación de estos trabajadores al mercado laboral se lleve a cabo de forma efectiva, “un objetivo irrenunciable para que no pasen a engrosar las cifras del paro, lo que nos llevaría a alcanzar cifras desconocidas y alarmantes desde el punto de vista social en la Región”. Para hacerlo posible, se debe proporcionar a las empresas toda la flexibilidad que requieran en la reincorporación de los trabajadores según lo demande su actividad.

Finalmente, los empresarios también consideran necesario que no se derogue la reforma laboral y se cree un marco jurídico estable que rebaje las incertidumbres empresariales existentes, con el objetivo de que los empresarios, continúen su actividad empresarial, se invierta en nuevos proyectos y no se destruya empleo.

El Indicador de Confianza Empresarial (ICE) de la Cámara de Comercio de Murcia cae al -39,4 por ciento en el segundo trimestre del año. Se trata del descenso más brusco en un trimestre y el nivel más bajo de toda la serie histórica, que lo lleva a un signo negativo que no registraba desde mediados de 2013.

La encuesta, que valora los resultados obtenidos durante el primer trimestre y las perspectivas para el segundo, fue realizada durante el mes de abril, por lo que ya incluye los efectos de la crisis sanitaria del Covid-19 y sus repercusiones económicas. Según señala el presidente de la Cámara: “Nos encontramos con un claro reflejo de la situación a la que nos enfrentamos los empresarios. A la pérdida de confianza que arrastrábamos como consecuencia de la desaceleración económica del último año, se ha unido en este primer trimestre el fuerte impacto económico de la pandemia por la obligada paralización de las actividades no esenciales”. De hecho, la incidencia de la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19 ha sido citada como principal factor que ha limitado la actividad de las empresas en el primer trimestre del año por el 75 por ciento de los encuestados.

Frente a esta situación, los empresarios murcianos reclaman apoyo para que la recuperación se produzca de la forma más rápida posible con el fin de evitar el cierre de empresas y la destrucción de empleo. Para ello es vital la efectividad real de las medidas de financiación que garanticen la liquidez de las empresas con mecanismos ágiles y de sencilla tramitación; la flexibilización en las condiciones de los ERTEs según se produzca la vuelta a la actividad; y no generar más incertidumbre con el anuncio de medidas como la modificación de la reforma laboral que resultarían perjudiciales en el actual contexto. Además, con el fin de no perjudicar el consumo y las necesidades de las familias es prioritario que los trabajadores dispongan de sus prestaciones sin retrasos.

Principales resultados

La parada de actividad empresarial decretada por el gobierno central como consecuencia del COVID-19 ha tenido un fuerte impacto en todas las variables analizadas por el indicador y es previsible que siga teniéndolo en próximos meses. De este modo, el primer trimestre del año se ha cerrado con una disminución en su cifra de negocio para el 64,1 por ciento de las empresas encuestadas, mientras las perspectivas para el segundo trimestre de 2020 reflejan un descenso en el 47,3 por ciento de los casos.

Para concretar más los resultados, en esta ocasión se ha analizado expresamente qué porcentaje de las ventas de las empresas murcianas ha variado por el impacto de la crisis del COVID-19. Los empresarios cifran en términos porcentuales en un descenso medio del 33,6 por ciento el impacto directo que esta situación ha tenido en sus ventas durante el primer trimestre respecto al año anterior, esperando que este perjuicio se eleve hasta el 40,4 por ciento neto en el segundo.

En cuanto al empleo, el 27,4 por ciento neto de los encuestados señala que disminuirá su plantilla de trabajadores en el segundo trimestre. Se trata de unas perspectivas que profundizan el signo negativo que tomaron en el trimestre previo, donde la contratación de nuevos trabajadores disminuyó un 30,3 por ciento. La Región perdió en abril 13.322 afiliados a la Seguridad Social, un 2,3 por ciento, mientras el paro registrado se incrementó en 6.896 personas, la mayor subida de la serie histórica. Además, hay que considerar que estos datos no incluyen los casi 80.000 trabajadores en situación de Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) contabilizados en la Seguridad Social a 30 de abril, ni los ceses de actividad de autónomos sobrevenidos por la declaración del estado de alarma y del cierre de actividades no esenciales con motivo de la crisis del Covid-19.

El 28,2 por ciento neto de los empresarios que realizan exportaciones señala haberlas disminuido durante los tres primeros meses del año, ya que en muchos casos las operaciones con países donde el Covid-19 ya estaba presente se habían dificultado o incluso interrumpido. Así, las exportaciones según la Secretaría de Estado de Comercio con datos disponibles para los tres primeros meses del año suman 2.534,9 millones de euros, un -1 por ciento menos que en el mismo periodo del año anterior. Las previsiones para el segundo trimestre indican una continuidad de la contracción hasta el 25,6 por ciento de las empresas exportadoras.

Respecto a la inversión, los encuestados esperan para el segundo trimestre un descenso en el 37,8 por ciento neto, mientras el que se produjo en el primero fue menos pronunciado, un 29,4 ciento. Finalmente, los precios de venta para el segundo trimestre disminuirán según el 27,6 por ciento neto de las empresas encuestadas, mientras en el anterior trimestre se habían reducido en el 17,5 por ciento neto de los casos. Hay que señalar que la fiabilidad del Índice de Precios al Consumo (IPC) en la Región de Murcia está muy condicionada por la declaración del estado de alarma, ya que las transacciones de algunos productos que integran la cesta de la compra han sido prácticamente nulas en algunos periodos desde el 15 de marzo.

Bankia se suma a Cámon!, la iniciativa de reactivación del pequeño comercio que coordina la Cámara de Comercio de Murcia, con la aportación de 15.000 euros.

El presidente de la Cámara, Miguel López Abad, ha destacado la total disposición de la entidad bancaria “para colaborar en una actuación singular que pretende ayudar a un comercio de proximidad que apenas ha podido vender durante casi dos meses y que, en algunos casos, se enfrena a situaciones límite. Bankia demuestra, una vez más, un compromiso real y efectivo con la Región de Murcia a través del apoyo a la actividad de sus empresas”.

Por su parte, Olga García, directora corporativa de la Territorial de Bankia en Murcia y Alicante, ha puesto en valor que “el respaldo a esta campaña demuestra que Bankia está al lado del comercio de proximidad de Murcia en un momento tan excepcional como el actual en el que necesita, más que nunca, nuestro apoyo y el de toda la sociedad murciana para su pronta reactivación”. “Estamos convencidos de que tenemos que ser parte de la solución a esta crisis”, ha subrayado García.

¿Cómo funciona?

La Cámara de Comercio de Murcia emitirá una serie de bonos, con un valor de 15 euros cada uno, canjeables por compras de 25 euros en los establecimientos comerciales de su demarcación que se adhieran a la iniciativa. La parte subvencionada de cada bono (10 euros) será financiada mediante aportaciones realizadas, de manera mancomunada, por las empresas pertenecientes a la demarcación de la Cámara. La aportación solicitada es de 5.000 euros por empresa, a lo que se sumará una Fila 0 para aquellas empresas y/o particulares que quieran contribuir con otras cantidades.

De este modo, por cada euro recaudado, se consigue promover compras por valor de 2,5 euros en los comercios de proximidad, actuando a su vez como incentivo de la actividad económica general de la zona. Para ello, la Cámara aporta los primeros 100.000 euros. Los clientes encontrarán los talones disponibles en los comercios adheridos a esta iniciativa a partir del 15 de junio.

Archena es la primera localidad de la Región que se suma a Cámon!, la iniciativa de reactivación del pequeño comercio que coordina la Cámara de Comercio de Murcia, con la aportación de 9.000 euros que se distribuirán entre los comercios archeneros.

La contribución del Ayuntamiento supone que los establecimientos comerciales de Archena contarán con 900 bonos adicionales dentro de la emisión general que realiza la Cámara de Comercio de Murcia. Cada bono, que tiene un valor de 15 euros cada uno, es canjeable por compras de 25 euros en los establecimientos que se adhieran a la iniciativa. De este modo, por cada euro recaudado, se consigue promover compras por valor de 2,5 euros en los comercios, actuando a su vez como incentivo de la actividad económica general de la zona.

El presidente de la Cámara, Miguel López Abad, y la alcaldesa de Archena, Patricia Fernández, han suscrito un acuerdo para desarrollar esta colaboración, con la asistencia de los presidentes de la Asociación de Comercios y Afines del Valle del Ricote, Rosa Cano López, y de la Asociación de Comerciantes Archena Express, Jesús López Páez. Todos los intervinientes han destacado el valor de esta iniciativa para reactivar el consumo, de manera directa, en un tejido comercial «que ha estado mayoritariamente cerrado en cumplimiento de lo establecido por las autoridades competentes y que se enfrenta a una difícil situación para su propia supervivencia«.

Toda la información sobre la campaña está disponible en https://camonreactiva.es/

La Corte de Arbitraje de Murcia, que coordina la Cámara de Comercio, ha adoptado una serie de medidas destinadas a facilitar los arbitrajes ante el previsible aumento de los litigios provocada por la crisis sanitaria y económica del Covid-19.

Como explica Pedro García Cuestas, presidente de la Corte de Arbitraje de Murcia: “Al parón sufrido por los juzgados de la Región con la suspensión de los plazos procesales para los asuntos que no fuesen urgentes e inaplazables, se sumarán otros en el ámbito mercantil que son propios de momentos de crisis. Por lo tanto, es más que previsible una avalancha de trabajo en unos juzgados que en muchos casos ya estaban saturados antes de la pandemia. En estas circunstancias, adquiere un mayor valor el arbitraje como procedimiento económico, rápido y eficaz para la resolución extrajudicial de conflictos”.

Para ello, se ha acordado reducir los gastos de administración y honorarios de los árbitros, entre un 10 y un 25 por ciento (en función de los tramos de la cuantía del litigio), para los arbitrajes que se inicien desde este momento hasta los cuatro meses posteriores al fin del estado de alarma, en los litigios derivados de la crisis provocada por el Covid-19.

Asimismo, el desarrollo del procedimiento se adaptará a las recomendaciones de las autoridades sanitarias, priorizando el uso de comunicaciones telemáticas. Otras medidas acordadas son reforzar la fase de conciliación, prevista al inicio del proceso; así como ofrecer la derivación a mediación de aquellas solicitudes que no puedan ser aceptadas por defecto o ausencia de convenio arbitral.

Desde la Cámara de Comercio se subraya que los retrasos judiciales, además de suponer mayores gastos para los litigantes, perjudican notablemente la competitividad de las empresas y de la economía en su conjunto. Por eso, el arbitraje resulta especialmente útil en el ámbito mercantil, donde todas las empresas que deseen dirimir sus conflictos, tanto nacionales como internacionales y en relación a prácticamente todos los sectores económicos, pueden conseguir una solución mediante la intervención de árbitros especializados. Además, la solución o laudo, que tiene el mismo valor que una sentencia firme, se debe alcanzar en un plazo máximo de seis meses, un tiempo que en el caso de la Corte de Arbitraje de Murcia, se ha logrado reducir a cuatro meses de media.

Quién puede utilizar la Corte de Arbitraje

El sometimiento a la Corte de Arbitraje de Murcia puede producirse bien porque las partes hayan incluido previamente la cláusula de la Corte de Arbitraje en su contrato, manifestando por escrito su voluntad de someter a este mecanismo cualquier controversia que pueda surgir; o bien porque acuerden posteriormente y de mutuo acuerdo que un tercero, el árbitro, resuelva definitivamente sus diferencias.

Abril ha registrado un incremento del paro en la Región del 6,43 por ciento, en un mes en el que tradicionalmente el mercado laboral tenía un buen comportamiento, como venía sucediendo desde 2010.

Un total de 6.896 personas se suman así a las listas del paro, la mayor subida de la serie histórica, con lo que la cifra total ya asciende a 114.208. Hay que considerar, además, que estos datos no incluyen ni los casi 80.000 trabajadores en situación de Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) contabilizados en la Seguridad Social a 30 de abril, ni los ceses de actividad de autónomos sobrevenidos por la declaración del estado de alarma y del cierre de actividades no esenciales con motivo de la crisis del Covid-19.

El único sector que se se salva del aumento del paro es agricultura donde hay un 0,78 por ciento de parados menos, dado que se pusieron en marcha distintas medidas incentivadoras de la incorporación de trabajadores a las campañas propias del mes para asegurar el abastecimiento de alimentos a la población.

Por su parte, los datos de afiliación a la Seguridad Social muestran un descenso del 2,26 por ciento, lo que supone una pérdida de13.322 afiliados. El número de afiliados disminuye así hasta 577.402. Tanto en el paro como en afiliación a la Seguridad Social, los datos de la Región de Murcia son menos malos que los registrados a nivel nacional, donde el paro sube más de un punto por encima (7,97 por ciento frente al 6,43 por ciento regional) y la afiliación baja más (2,88 por ciento).

Se cumplen, por lo tanto, los negativos pronósticos para el mercado laboral que ha traído consigo la parada de actividad empresarial decretada por el gobierno central, cuyos efectos se seguirán produciendo en los próximos meses. Ante esta situación, la Cámara de Comercio de Murcia recuerda la necesidad de apoyar a las empresas y a los autónomos, especialmente aquellos en cese de actividad, para que la recuperación se produzca de la forma más rápida posible y que así se minimice su impacto en el mercado laboral, preservando el empleo y posibilitando la reincorporación de los trabajadores afectados por un ERTE.

Para ello, se recuerda la importancia de medidas como que las empresas cuenten con seguridad jurídica en todo el procedimiento de los ERTEs para que los ya aprobados por silencio administrativo no puedan ser denegados en un futuro; y que los trabajadores accedan a sus prestaciones sin retrasos. La flexibilización en las condiciones de estos ERTEs deberá incluir tanto la incorporación progresiva de los trabajadores según se vaya recuperando la actividad, como la eliminación del requisito del mantenimiento de las plantillas.

Asimismo debe ser prioritario que las líneas de financiación ya anunciadas con el objetivo de asegurar la liquidez de las empresas se hagan realmente efectivas con mecanismos ágiles, flexibles y de sencilla tramitación.