El Gobierno regional refuerza el recinto aduanero Murciaduana para agilizar las exportaciones internacionales. De esta manera, la Consejería de Empresa, a través del Instituto de Fomento (INFO), aportará 65.000 euros para el mantenimiento de los servicios y la promoción del recinto aduanero, gestionado por la Cámara de Comercio de Murcia.

La consejera de Empresa, Empleo, Universidades y Portavocía y presidenta del INFO, Valle Miguélez, ha firmado un convenio de colaboración con el presidente de la Cámara de Comercio, Miguel López Abad, para “coordinar y aunar las actuaciones tendentes a potenciar y facilitar las actividades de transporte e intermodalidad en la Región, y especialmente, la promoción del comercio exterior, facilitando los servicios necesarios a las empresas”, ha declarado la consejera.

Entidades como Murciaduana “forman parte del engranaje de la maquinaria de las exportaciones regionales. Una pieza clave que permite a las empresas seguir haciendo de la Región de Murcia una región exportadora”, ha afirmado la consejera, indicando que en unos días se publicarán los datos de las exportaciones registradas de 2021, y “se prevé un récord en exportaciones regionales”.

Así, de enero a octubre de 2021, la cifra de exportaciones de la Región de Murcia alcanzó los 10.047 millones de euros, lo que supone un 21,4 por ciento más con respecto al mismo periodo de 2020, “la cifra más alta alcanzada para un periodo inferior al año completo, y teniendo en cuenta la incertidumbre a raíz de la pandemia y los problemas de logística que se vivieron a nivel mundial”, según Miguélez.

“Se trata de un crecimiento muy notable en un contexto comercial muy complicado, lo que pone de manifiesto la excepcional competitividad y la capacidad del tejido exportador regional para superar etapas complicadas”, añadía.

La Cámara de Comercio de Murcia facilitará en Murciaduana la prestación de los diferentes servicios públicos en el recinto aduanero, como aduana, sanidad exterior, servicio fitosanitario y laboratorios, para lo que pondrá a disposición de los organismos públicos correspondientes los locales y espacios físicos necesarios. Además, se compromete a mantener locales destinados a empresas de servicios relacionadas con el comercio exterior, oficinas de la propia Cámara, depósito aduanero público y estacionamiento de vehículos.

Murciaduana es un espacio clave para facilitar los procedimientos de exportación e importación de productos, ya que reúne en un mismo punto todos los trámites aduaneros y sanitarios necesarios, lo que supone una ventaja en cuanto a costes logísticos y tiempo de espera para las empresas. Además, impulsa el crecimiento en la actividad exportadora y actúa como catalizador del crecimiento y de la competitividad de las empresas de la Región.

Este convenio da continuidad a la colaboración que el Instituto de Fomento mantiene con la Cámara de Comercio en Murciaduana desde 1999.

El Índice de Precios al Consumo en la Región de Murcia (IPC) acabó 2021 con una inflación interanual del +6,3 por ciento, tras subir un punto en el mes de diciembre, dejando los precios en niveles ligeramente inferiores a la media nacional (+6,5).

Se trata de una inflación desconocida desde abril de 1994 donde se registraron tasas idénticas a las actuales. También cabe destacar el amplio recorrido que los precios han registrado desde el cierre en negativo (-0,4) que tuvo lugar en 2020, con sucesivos incrementos mensuales a lo largo de prácticamente todo el año que dejan la tasa en los elevados niveles actuales.

Detrás de esta evolución encontramos fundamentalmente los preocupantes incrementos de la electricidad que han hecho subir el grupo de vivienda un 22,6 por ciento anual; junto con los avances en los precios de los carburantes y lubricantes para el transporte personal, que impulsan el grupo de transporte un 12,5 por ciento. Otras subidas son las protagonizadas por alimentos y bebidas no alcohólicas (+5,1), con las alzas generalizadas en todos los productos; así como hoteles, cafés y restaurantes (+3) por los precios crecientes de servicios de alojamiento tras las estrictas limitaciones de 2020.

En cuanto a la inflación subyacente, que descuenta los componentes más volátiles de la cesta de la compra, se sitúa en la Región en un 1,9 por ciento, dando cuenta del peso que la electricidad y los combustibles mantienen en el considerable repunte de los precios a la largo de este año.

Por lo tanto, y dependiendo de la reconducción de esta anómala situación que afecta a la economía de forma trasversal, es previsible que durante 2022 la inflación se modere y se sitúe en niveles más acordes al ritmo de la recuperación de la actividad económica, aunque, como advertía ayer mismo el Banco Central Europeo, “el elevado nivel de inflación actual en la zona euro puede ser menos transitorio de lo que se había previsto anteriormente”.  Como objetivo, una inflación más moderada repercutirá positivamente en unos costes de producción más competitivos para las empresas; y una menor pérdida de poder adquisitivo para los consumidores.

La Región de Murcia cierra 2021 con 28.922 parados menos que hace un año, lo que supone un descenso del 23,8 por ciento, por encima de la media nacional (20,1 por ciento). Con ello, el número total de personas en paro se sitúa en la Región en 92.421, lo que está por debajo del nivel prepandemia (101.485 parados en febrero de 2020).

En el mismo sentido, la afiliación a la Seguridad Social sube durante el año en 26.326 personas hasta llegar a un total de 619.657 afiliados, lo que supone un incremento anual del 4,4 por ciento (4,1 a nivel nacional), superando también los niveles anteriores a la pandemia.

Buena evolución de todos los sectores

Todos los sectores se han visto beneficiados por la evolución del paro durante el pasado año. Concretamente, servicios ha tenido el mejor comportamiento con 17.680 parados menos (-22,7 por ciento); seguido de agricultura, con 2.789 personas en paro menos (-28,2 por ciento); industria, donde hay 2.500 parados menos (-20,1 por ciento); y construcción, donde la disminución es de 1.989 personas (-21,1). Por su parte, el colectivo sin empleo anterior reduce en 3.964 personas su nivel de paro, lo que supone una bajada del 32,8 por ciento.

El último mes del año ha contribuido a esta buena evolución al registrarse en la Región 2.632 parados menos (-2,8 por ciento); y un aumento de la afiliación en 1.347 personas (+0,2).

A esta positiva evolución se suma la resolución de buena parte de los trabajadores en situación de ERTE que pasan de 12.935 a finales de 2020, a los 1.209 actuales, lo que pone de manifiesto la recuperación progresiva de la actividad de las empresas murcianas.

Esperanza e incertidumbres

Para la Cámara de Comercio de Murcia la evolución del mercado laboral en 2021 resulta esperanzadora, tras un 2020 especialmente duro, por lo que supone de recuperación de la actividad empresarial. Sin embargo, también se advierte de que esta mejora del mercado laboral debería tener un mayor reflejo en la productividad de la economía en su conjunto.

Entre otras incertidumbres que afectan a la actividad empresarial encontramos los efectos de la modificación de la legislación laboral en el mercado de trabajo, aún por constatar; la evolución de la pandemia con la aparición de nuevas variantes que está volviendo a provocar restricciones en determinadas actividades; o el precio creciente de la energía y la crisis de suministros de componentes para la industria que produce incrementos de costes y falta de respuesta a la demanda de ciertos sectores.

Finalmente, los empresarios también recuerdan las limitaciones a su actividad que suponen los tradicionales problemas de la economía regional, como son la falta y carestía de agua en una economía tan dependiente de este recurso, así como las deficientes infraestructuras de transporte de las que dispone la Región, especialmente en el ámbito ferroviario. En este sentido, se insiste en que las ayudas europeas deberían dirigirse a financiar estructuras fundamentales para el incremento de la competitividad empresarial como el Corredor Mediterráneo o el Gorguel; así como promover cambios profundos en los modelos productivos de sectores con especial potencial de crecimiento en la Región, como el turismo, la logística o las energías renovables, entre otros.

La Cámara de Comercio de España, a través de la red de Cámaras de Comercio Territoriales, pone a disposición de todas las pymes una herramienta gratuita de autodiagnóstico para medir su grado de madurez en materia de sostenibilidad ASG (ambiental, social y de buen gobierno).

Según el presidente de la Cámara de España, José Luis Bonet, “las pymes, que en España representan el 99% del tejido productivo, no pueden permanecer ajenas a un modelo de reactivación económica basado en la sostenibilidad. El foco lo hemos puesto tradicionalmente en la internacionalización, innovación y digitalización. Ahora tenemos que añadir la sostenibilidad como palanca de competitividad empresarial. Las grandes empresas tienen plenamente incorporada la sostenibilidad como un eje estratégico de su gestión. El reto está en que las pequeñas y medianas empresas también lo hagan”.

El test de evaluación estará disponible a través del siguiente link https://diagnosticosostenibilidad.camara.es/ y permite en apenas cinco minutos obtener un diagnóstico y unas recomendaciones para seguir trabajando en la gestión de los aspectos sociales, ambientales y de gobernanza.

Además, las Cámaras de Comercio ponen a disposición de las pequeñas y medianas una plantilla para realizar reportes ASG, de manera que puedan elaborar un informe básico de sostenibilidad, que incluya los aspectos e indicadores más relevantes, y les ayude a planificar acciones de mejora y medir su progreso.

Aunque las empresas que facturan menos de 40 millones de euros, tienen activos por debajo de 20 millones y plantilla inferior a 250 trabajadores no están obligadas por la Ley 11/2018 en materia de información no financiera y diversidad, es cada vez más frecuente que las grandes empresas pidan a las pymes que componen su cadena de valor que justifiquen el cumplimiento de unos estándares mínimos en materia de sostenibilidad ambiental, social y de buen gobierno.

Programa de Sostenibilidad para Pymes

Esta herramienta, impulsada por la Comisión de Comunicación y Sostenibilidad de la Cámara de España, se enmarca en el Programa de Sostenibilidad para Pymes cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional.

El programa se desarrolla en dos fases. En la primera, los expertos de las Cámaras de Comercio hacen un análisis para identificar las posibles mejoras en diferentes áreas relacionadas con la sostenibilidad. Este diagnóstico es gratuito para la empresa y contempla cuatro aspectos: el cálculo de la huella de carbono para que sepa ser las toneladas de CO2 que genera a la atmósfera y facilitar los compromisos de reducción; un estudio de eficiencia energética y un plan ligado a ello; un informe de la economía circular y la posible adopción de soluciones para combatir la contaminación atmosférica y el calentamiento global y un diagnóstico relacionado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que impactan directamente con el medio ambiente, y así determinar cómo la empresa puede contribuir a la agenda 2030.

En una segunda fase y una vez detectadas las áreas de mejora, proveedores externos a las Cámaras de Comercio realizarán la implantación de las soluciones establecidas en el diagnóstico.

Las empresas participantes reciben una ayuda de entre el 40% y el 85% de la inversión realizada sobre un máximo de 7.000 euros y dependiendo de la comunidad autónoma en la que se encuentren.

Más información: https://www.camara.es/innovacion-y-competitividad/autodiagnostico-de-sostenibilidad-para-pymes

 

El Índice de Precios al Consumo en la Región de Murcia (IPC) durante el mes de noviembre registra un incremento mensual del 0,5 por ciento, lo que deja la tasa interanual en un histórico 5,3. En el ámbito nacional, los niveles son levemente superiores, con una media del 5,5 por ciento.

Mensualmente, el grupo de vestido y calzado lidera la subida con un avance del 5,9 por ciento; seguido de transporte (+1) por la escalada de los precios de carburantes y lubricantes; y alimentos y bebidas no alcohólicas con avances del 0,7 por ciento, principalmente por la carne, pescado y otros productos habituales en la cesta de la compra.

El grupo de vivienda, por su parte, desciende durante el último mes (-2,1 por ciento), debido a una bajada puntual de los precios de la electricidad respecto al mes anterior, que no impide que en el cómputo anual este producto energético haya sufrido una intensa subida de precios. De hecho, en el horizonte interanual el subgrupo de Electricidad, gas y otros combustibles registra un repunte del 41,7 por ciento.

Otro descenso mensual ha sido Ocio y cultura (-0,4) debido a la menor demanda de los paquetes turísticos en esta época del año.

Por lo tanto, continuamos en una fase alcista de los precios determinada por un recurso esencial como la electricidad que afecta de forma trasversal al conjunto de la economía. Así, se ven encarecidos los costes de producción del conjunto de las empresas, especialmente las industriales, pero también desciende la capacidad adquisitiva de los consumidores.

Además, los empresarios muestran su preocupación por la persistencia de esta situación que lastra tanto su rentabilidad como la capacidad de acometer nuevos proyectos viables, ya que las previsiones anunciadas por el gobierno central respecto a su reconducción no se están viendo cumplidas.

El Indicador de Confianza Empresarial (ICE) de la Cámara de Comercio de Murcia avanza hasta los 11,6 puntos en el cuarto trimestre de este año, seis décimas más que el anterior –ver gráfico de evolución–. Se trata del tercer trimestre consecutivo que este indicador tiene signo positivo, pero tras el avance de ocho puntos del trimestre anterior, seis décimas suponen un crecimiento moderado que responde a la revisión a la baja de las principales estimaciones económicas para 2021. La encuesta en la que se basa el ICE se ha realizado entre 200 empresas de la Región.

El PIB regional no es ajeno a la evolución del español, que según el INE registra una variación del 2,0 por ciento en el tercer trimestre de 2021 respecto al anterior, mientras su variación interanual se sitúa en el 2,7 por ciento, frente al 17,5 del trimestre precedente donde se aprecia la minoración de la actividad cuando los efectos de la pandemia eran más adversos. De hecho, recientemente la Cámara de Comercio de España rebajaba sus previsiones de crecimiento de la economía, tanto para este ejercicio – del 5,9% al 4,7%- como para el próximo -del 6,2% al 5,5%.

Según explica el presidente de la Cámara de Comercio de Murcia, Miguel López Abad, “a pesar de encontrarnos en una senda de recuperación, los avances se van moderando, lo que responde a nuevas incertidumbres que aparecen en la actividad empresarial. Entre ellas el aumento de costes en la mayor parte de los factores de producción como materias primas, energía, salarios, cotizaciones sociales, etc., que acabará siendo trasladado a los precios y afectando a la demanda, lo que a su vez provoca una contracción de la actividad y el crecimiento”.

También hay que señalar –continúa López Abad—que la nueva variante del Covid-19 no había aparecido en el momento de la encuesta con la posibilidad de volver a restricciones de actividad en los sectores más ligados a la interacción social, un hecho que seguramente tendrá su reflejo en los resultados finalmente obtenidos en el último trimestre del año”.

En este sentido, la preocupación por los efectos limitantes del COVID-19 en la actividad empresarial sigue perdiendo protagonismo en este ICE, siendo señalado por el 21,1 por ciento de los encuestados, frente al 30,6 por ciento del trimestre anterior, y por detrás de la debilidad de la demanda (39 por ciento) y el aumento de la competencia (26,7 por ciento).

Principales resultados

Las perspectivas de la cifra de negocio para el último trimestre del año reflejan un aumento en el 19,9 por ciento neto de las empresas encuestadas. Ello supone mejorar los resultados del tercer trimestre que ya han sido muy positivos, incluso de manera más intensa que la esperada, pues el 16,7 por ciento de las empresas ha aumentado esta variable frente al 10,9 por ciento que preveía hacerlo.

Por su parte, el 27 por ciento neto de los empresarios que realizan exportaciones señala haberlas aumentado durante el tercer trimestre del 2021, mientras que las previsiones indican que seguirán incrementándolas en los próximos meses según el 21,5 por ciento de ellos. Estos datos vienen corroborados por la Secretaría de Estado de Comercio que señala hasta septiembre un montante de 8.967,5 millones de euros exportados, un 20,4 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior.

Respecto a las perspectivas de la inversión, los encuestados señalan que en el cuarto trimestre continuará la tendencia de aumento, según el 8,2 por ciento de los empresarios. Sin embargo, en el trimestre previo la realidad observada no ha cumplido con las perspectivas esperadas, pues la inversión se ha mantenido en un nivel similar al precedente.

También el empleo evoluciona favorablemente. Un 15,8 por ciento de las empresas declaran que aumentaron la contratación de trabajadores durante el tercer trimestre, notablemente por encima de lo que habían previsto el ICE anterior (+2,1), mientras que en último trimestre este porcentaje será menos intenso, con avances del 9,2 por ciento, un menor ritmo donde se advierte la incertidumbre que provocan los efectos de la contrareforma laboral y su posible imposición sin consenso.

Aún así, la buena evolución del empleo se confirma en la Encuesta de Población Activa (EPA) del INE en el tercer trimestre, donde el número de ocupados en la Región de Murcia creció en 4.000 personas, su nivel más alto de la serie histórica (652.600 ocupados). Sin embargo, la citada encuesta también pone de manifiesto un incremento del paro en 13.800 personas respecto al trimestre anterior, una subida del 14,1 por ciento, que es la más elevada de todas las Comunidades Autónomas, circunstancia que se explica por el aumento de la población activa en 17.800 personas durante el tercer trimestre.

Finalmente, los precios de venta avanzan, según reflejan los empresarios, tanto en el tercer trimestre, donde el 15,7 por ciento neto dice haber incrementado sus precios, como el 12,9 por ciento que prevé hacerlo en el último trimestre del año. Esta tendencia responde tanto al empuje de la demanda acorde con las perspectivas económicas de recuperación, como a los mayores costes de producción a los que se enfrentan las empresas por la carestía de las materias primas y de la energía. De hecho, el Índice de Precios al Consumo en la Región de Murcia (IPC) durante el mes de octubre se situó en el 5,1 por ciento, el índice más alto desde julio de 2008.

 

El pasado mes de noviembre el paro en la Región de Murcia descendió en 725 personas, retomando la tendencia de reducción que, desde marzo, solo se ha vito truncada de forma puntual en octubre.

El sector servicios protagoniza esta caída, con 1.083 parados menos, a lo que se suma construcción con 102 personas. Ambos compensan a otros sectores donde el paro sube como es el caso de agricultura (+287), industria (+31) y el colectivo sin empleo anterior, donde hay 142 parados más.

Esta bajada del 0,76 por ciento queda, sin embargo, por debajo de la media nacional donde la intensidad de la reducción es mayor (-2,28 por ciento). Además, cabe destacar que el paro femenino no se ha visto beneficiado por el descenso de noviembre, sino que profundiza en una desigualdad del mercado laboral contra la que se debe actuar con políticas activas, ya que en la Región el paro femenino supone el 61,8 por ciento del total de 95.053 parados.

La afiliación a la Seguridad Social, por su parte, sigue una evolución positiva, con un avance mensual del 1 por ciento, que es superior a la media de la subida de la media nacional (0,31 por ciento).

En conclusión, los datos del paro registrado de noviembre pueden considerarse favorables para el mercado laboral regional, aunque su escasa intensidad en relación a la media nacional permita deducir un amplio margen de mejora. En el trasfondo de este freno a una mayor contratación aparecen incertidumbres claras para los empresarios como son el alcance de la contrareforma laboral y su posible imposición sin consenso; la evolución de la pandemia con la aparición de nuevas variantes; o el precio de la energía y la crisis de suministros de componentes para la industria.

Finalmente, los empresarios también recuerdan las limitaciones a su actividad que suponen los tradicionales problemas de la economía regional, como son la falta y carestía de agua, así como las deficientes infraestructuras de transporte con las que contamos, especialmente en el ámbito ferroviario.

La Cámara de Comercio de Murcia celebrará este sábado 27 de noviembre “Murcia en la vitrina”, un festival que tendrá lugar en el interior de 24 locales comerciales situados en el centro de la ciudad de Murcia, dotándolos temporalmente de una oferta cultural tan inesperada como sorprendente.

Este festival consiste en la ocupación ocasional y efímera de parte de estos comercios por una serie de artistas locales, que ofrecerán actuaciones musicales, de marionetas, danza, recitales poéticos, etc., transformando los escaparates de estos locales con actuaciones en directo en su interior.

Su finalidad, según explica el presidente de la Cámara de Comercio de Murcia, Miguel López Abad, es “contribuir a revitalizar y dotar de actividad cultural al centro comercial de la ciudad, recordando que los comercios son agentes activos de nuestra vida cotidiana, donde no solo podemos comprar, sino también convivir y disfrutar de otro tipo de actividades enriquecedoras”.  Esta iniciativa se enmarca en el Plan de Apoyo al Comercio 2021 que las Cámaras de Comercio desarrollan con la financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y la Secretaría de Estado de Comercio.

 

 

 

 

 

 

 

En 2019 tuvo lugar una edición centrada en actuaciones musicales

 

Durante todo el día (en horario de mañana de 10:00 horas a 13:00 horas y de tarde de 18:00h a 20:00 horas) se celebrarán cuatro actuaciones simultáneas de unos 30-40 minutos de duración cada una. De este modo, las actuaciones podrán ser disfrutadas por los viandantes desde la vía pública, convirtiendo los escaparates de los comercios participantes en inesperados núcleos emisores de cultura.

En 2019 tuvo lugar una edición centrada en un número más restringido de comercios (8) y solo actuaciones musicales, por lo que esta nueva edición supone un decidido paso para dotar a la actividad comercial de una proyección cultural que beneficia al conjunto de la sociedad.

Para más información sobre el desarrollo del festival, consultar aquí.

Mª Ángeles González García, vecina de Yecla de 56 años, de profesión cosedora de tapicería para mueble, es la ganadora de la Compra-Reloj 2021 cuyo reto ha completado al filo de las 14.00 horas con la compra de un casco de moto para su marido, Marco. De hecho, han sido 79 céntimos los que ha dejado de gastar, tras una intensa mañana que, ha afirmado, recordará toda su vida.

Desde las 10.00 horas y comenzando por “Duende Moda y Complementos”, el comercio donde encontró la suerte con la compra de unos cordones para colgar gafas y mascarillas, Mª Ángeles ha recorrido las tiendas donde compra habitualmente. Entre ellas no han faltado ópticas, joyería, tiendas de ropa, de deportes, ferretería, zapatería, etc., eso sí, con la limitación de no gastar más de 300 euros en cada uno de ellos. Un reloj, un jamón, gafas de sol, móviles o ropa para toda la familia han sido algunas de las compras que ha realizado, entre la alegría y las felicitaciones de vecinos y amigos.

Hasta 23 establecimientos han sido visitados por la afortunada ganadora a quien han acompañado sucesivamente su marido, su hijo mediano y tres amigas cuando sus obligaciones se lo han permitido. También se ha sumado a la bulliciosa comitiva el presidente de la Asociación de Comerciantes de Yecla (ASOCOMY), Adrián Soriano, quien ayudó a Mª Ángeles a elaborar un plan de las compras que iba a realizar, tras enterarse de que la suerte había vuelto a Yecla.

Porque, con esta, son ya cuatro las veces que la suerte de la Compra-Reloj recae en la dinámica localidad del Altiplano, donde la participación en esta popular iniciativa es tradicionalmente muy elevada. En esta edición, han sido casi 750 los comercios de la ciudad de Murcia y otras 26 localidades los que han participado en esta promoción de la Cámara de Comercio de Murcia repartiendo más de 100.000 talones.

Entre todas ellos y en presencia de un notario, el niño Gonzalo Tortosa, de cuatro años, extrajo el talón cumplimentado por Mª Ángeles, quien lo ha mostrado orgullosa al inicio de las compras.

Hay que recordar que la corporación empresarial organiza por décimoctavo año consecutivo esta acción de promoción comercial gratuita para los participantes, en el marco del Programa de Comercio Minorista 2021, que cuenta con la financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional.

MÁS FOTOS EN FACEBOOK

Durante la segunda semana de noviembre se llevado a cabo una misión comercial a Senegal y Costa de Marfil, con la que la Cámara de Comercio de Murcia recupera las acciones de promoción comercial en el continente africano.

Un total de 11 empresas de la Región, pertenecientes a los sectores de alimentación y bebidas, estructuras metálicas, envases y embalajes para el sector agroalimentario, tecnología agrícola, ingeniería del frío, automatismos para puertas y equipamiento deportivo han participado en esta acción organizada conjuntamente con el Instituto de Fomento (INFO), en el marco del Plan de Promoción Exterior de la Región de Murcia que cuenta con Fondos FEDER.

En destino se ha trabajado con dos consultoras especializadas en los mercados de Senegal y Costa de Marfil, que han diseñado la agenda de encuentros empresariales para cada participante. En ambos países, explican los especialistas, “por su forma de hacer negocios, es fundamental el contacto personal con los potenciales clientes, de ahí que se haya optado por organizar esta acción de promoción de una forma presencial, cuando las circunstancias lo han permitido”.

La República de Senegal, con una población de unos 16 millones de habitantes, destaca por su situación geográfica y proximidad con España, su estabilidad política y económica, la reforma del código aduanero y el nuevo plan para facilitar la implantación de empresas e inversiones. Ofrece oportunidades de negocio para la mayoría de sectores, ya que depende en gran medida de las importaciones.

Por su parte, el segundo de los destinos, Costa de Marfil, cuenta con una población estimada de 26 millones de habitantes y está considerada uno de los motores de la región de África Occidental, con un crecimiento del PIB per cápita del 15% por ciento acumulado en los últimos cinco años.