EEUU amenaza a Europa con aranceles a los quesos y vinos por las ayudas a Airbus

Nueva amenaza de EEUU relacionada con su particular guerra comercial. El representante de Comercio estadounidense ha propuesto una lista de más de 300 productos de la Unión Europea (UE), que implican a aviones comerciales, helicópteros, motos, productos lácteos, vinos y ropa de esquí, a los que imponer aranceles como represalia por los subsidios del bloque común a las aeronaves de Airbus. Este gravamen se sumaría a los ya existentes sobre acero y aluminio y afectarían a productos por 11.000 millones de dólares (9.765 millones de euros).

La lista preliminar publicada por la Administración estadounidense incluye un apartado específico para los helicópteros, aeronaves de transporte y componentes de fuselaje para la aviación civil cuyo fabricados por Francia, Alemania, España o Reino Unido, países especialmente señalados por EEUU en su disputa sobre las ayudas públicas a Airbus.

Entre el resto de productos de la UE que podrían verse afectados por la subida de aranceles aparecen distintas variedades de queso, como Roquefort, Cheddar y Gruyere, así como frutas como las mandarinas y los limones, además del aceite de oliva virgen y las aceitunas, así como ropa o artículos de cerámica o cristal.

La respuesta de Europa ha llegado inmediatamente. La Comisión Europea ha considerado “muy exagerada” la estimación de EEUU sobre el coste que le suponen los subsidios europeos a la industria comunitaria de aviación. “La UE está segura de que el nivel de contramedidas en la que se basa este anuncio es muy exagerada”, señalaron fuentes comunitarias a Efe.

Pero, ¿a qué se debe esta nueva amenaza? La Administración de Donald Trump cree que la UE estaría causando un daño a Boeing al proteger a Airbus -rival de la estadunidense-. De hecho, se escuda en los informes de la Organización Mundial de Comercio (OMC), que hacen referencia a estos “efectos adversos” y cifran los perjuicios en más de 11.000 millones de dólares.

Una larga disputa

En 2015, la OMC constituyó unos comités para investigar las ayudas públicas concedidas a los fabricantes aeronáuticos Airbus y Boeing por parte de la Unión Europea (UE) y Estados Unidos, respectivamente, en el marco del proceso abierto ante el organismo multilateral, en la mayor disputa en su historia, sobre la guerra comercial aeronáutica que libran los dos gigantes de la aviación comercial.

La OMC determinó en 2011 que la UE había proporcionado ayudas públicas por valor de 18.000 millones de dólares (15.970 millones de euros) entre 1968 y 2006, tras lo que la UE retiró algunos subsidios “menores”, pero mantuvo sin cambios la mayor parte.

En mayo de 2018 un informe determinó que las ayudas de la UE a Airbus habían provocado una caída significativa de las ventas a Boeing, así como la pérdida de cuota de mercado de la estadounidense en la UE, Australia, China, Cora del Sur, Singapur y Emiratos Árabes Unidos.

En otro informe, la OMC falló en marzo de este año a favor de Airbus, en la larga disputa que enfrenta al consorcio europeo con su rival Boeing, al concluir que Estados Unidos ha mantenido los subsidios al fabricante estadounidense contrarios a la normativa internacional, pese a que en 2012 el organismo internacional ya determinó que distorsionaron el mercado dañando las ventas del consorcio europeo.

Fuente: El Economista

España lidera el crecimiento de la actividad económica de la zona euro en marzo

La actividad económica de la zona euro se ha frenado en marzo debido a la desaceleración del sector manufacturero, según el índice compuesto PMI.Así, el índice se ha situado durante el mes pasado en los 51,6 puntos, tres décimas m enos que en febrero, de acuerdo con los datos de IHS Markit. Si se mantiene por encima de los 50 puntos significa que hay expansión en el sector.
Mientras que la actividad en el sector servicios se ha acelerado en marzo al ritmo más fuerte desde noviembre del año pasado, el manufacturero ha registrado la mayor caída mensual de la producción desde abril de 2013.

De acuerdo con IHS Markit, el índice PMI sigue siendo consistente con un aumento del PIB de la zona euro del 0,2% en el primer trimestre, “pero a menos que el sector manufacturero salga de su desaceleración, el ritmo general del crecimiento económico probablemente se debilitará en el segundo trimestre a medida que la ralentización se extienda al sector servicios”.

Por países, la economía en Alemania se ha expandido en marzo a su tasa menos dinámica en casi seis años, mientras que Francia ha sido el país con el comportamiento más débil, ya que volvió a señalar una modesta contracción tras haber registrado un ligero crecimiento en febrero. Por su parte, España ha registrado un repunte en el crecimiento hasta alcanzar su máxima de diez meses.
En el conjunto de la región, el nivel de empleo del sector privado ha continuado aumentando a un ritmo sólido en marzo.

Chris Williamson, chief business economist de IHS Markit, asegura que el crecimiento empresarial está disminuyendo a uno de los ritmos más lentos observados desde 2014. “Los indicadores a futuro del sector manufacturero muestran que es probable que la producción de bienes caiga aún más en los próximos meses, el riesgo a la baja para las perspectivas se ha intensificado”, añade.

Fuente: Expansión

Las exportaciones alemanas suben en febrero un 3,9% interanual

Alemania exportó en febrero bienes y servicios por valor de 108.800 millones de euros, lo que supone un aumento del 3,9% interanual y un descenso del 1,3% respecto a enero, según datos provisionales difundidos hoy por la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

Las ventas de Alemania a terceros países, los que no pertenecen a la Unión Europea (UE), crecieron en febrero un 4,1% interanual hasta 43.100 millones de euros.
Las exportaciones a los países miembros de la zona euro subieron en términos interanuales un 3,2% hasta 41.400 millones de euros, mientras que a los de la UE que no comparten la moneda común aumentaron un 4,8% hasta los 24.300 millones

Por otra parte, Alemania importó en febrero bienes y servicios por valor de 90.900 millones de euros, lo que supone un repunte del 5,1% interanual y una bajada del 1,6% respeto a enero.
La primera economía europea acumuló un superávit comercial de 17.900 millones de euros, frente a los 18.300 millones del mismo mes de 2018, aunque si se corrigen los efectos estacionales y de calendario, el superávit se situó en febrero en 18.700 millones de euros.

Fuente: Expansión