Estados Unidos llama a las empresas españolas a participar en su plan de infraestructuras

La Secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, ha destacado la ventaja competitiva de las empresas españolas para participar en el gran plan de infraestructuras aprobado recientemente en Estados Unidos. “Su vuelta al Acuerdo de París y la apuesta por grandes inversiones en proyectos energéticos y medioambientales, así como las grandes inversiones esperadas en la red de infraestructuras en el país, abre nuevas oportunidades de cooperación empresarial. Se trata de sectores en los que las empresas españolas son una referencia a nivel mundial, y cuya presencia en Estados Unidos es sustancial, cuando no dominante”.

Méndez clausuraba así el X Foro Empresarial España-Estados Unidos, una jornada que ha reunido a líderes políticos, empresarios y expertos del sector de infraestructuras y energías renovables para hablar de los principales aspectos del plan del ejecutivo de Joe Biden y explicar cómo transformará Estados Unidos. Para Méndez, “es un orgullo ver el éxito de las empresas españolas de infraestructuras en un mercado tan importante como Estados Unidos, un éxito que se explica por su excepcional capacidad técnica y sus innovadores sistemas de gestión y calidad. Entre 2015 y 2020, equipos liderados o integrados por empresas españolas y sus filiales, se han adjudicado proyectos por valor de 43.681 millones de dólares”.

Al inicio de la sesión, José Luis Bonet, Presidente de la Cámara de Comercio de España, reafirmaba que las empresas españolas son un referente mundial en infraestructuras, y cómo con la contribución de los fondos europeos han ganado también, una enorme experiencia en la construcción y gestión de esas infraestructuras en España y después a nivel internacional, por ello “las grandes empresas del sector han generado imagen país y un considerable efecto arrastre sobre las pymes, contribuyendo así a su internacionalización”.

Alan D. Solomont, Presidente del Consejo de Administración de Spain-U.S. Chamber of Commerce, ha coincidido en señalar también que “España es la sede de compañías líderes en el área de infraestructuras, y este plan es tanto una oportunidad para esas empresas como para todas aquellas que participan en el sector”. Solomont ha explicado que este plan que beneficiara a los cincuenta estados, el mayor desde 1950, representa una mejora masiva de los puentes, carreteras, y también redes de comunicación e Internet del país.

Fuente: Cámara de España

Cartagena plantará cara a los grandes puertos que monopolizan el tráfico de contenedores en España

El Puerto de Cartagena movió el pasado año 703.556 toneladas de mercancías en contenedores, lo que representó un 20,88% menos que el año anterior. Por contra, Algeciras sumó 65.419.527 toneladas, un 1,77% más que en 2019; Valencia 63.391.454 toneladas, un 4,21%, Barcelona 31,966.359 toneladas, Las Palmas 11.441.606 millones de toneladas y, por último Bilbao 5.183.180. Estos cinco puertos representan casi el 90% del volumen total del sistema portuario español en tráfico de mercancías en contenedores.

Los grandes puertos españoles demuestran, tal y como los datos dicen, que son los acaparadores de este tipo de movimiento portuario, pero luego están otros como Santa Cruz de Tenerife, Vigo, Castellón, Alicante, Gijón, Cádiz y Sevilla que superan los números del puerto de Cartagena, lo que representa un fantástico volumen de negocio que deja de aprovechar la APC. Los motivos que hacen que este tráfico disminuya cada vez más en Cartagena es una dársena pequeña, con una capacidad de tan sólo 100.000 contenedores, que supone un enorme hándicap para competir en igualdad de condiciones

Dicen los expertos, además, que hay una tendencia a la concentración especialmente entre los tres principales puertos del sistema portuario. Valencia, Algeciras y Barcelona suman el 80% del total en el año 2020 cuando, en 2017, representaban el 76%.  Aseguran, por tanto, que estamos ante una polarización geográfica del tráfico de contenedores, pero, por contra, existen oportunidades para puertos más pequeños, especialmente para los que sirven a un mercado especializado. Algunos puertos cerca de los centros de producción agrícola, podrían considerar el establecimiento de rutas especializadas para contenedores refrigerados hacia el norte de Europa para los productos que hoy en día se mueven en camiones por carretera. Este es el camino que busca Cartagena para tratar de plantar cara a los grandes puertos que monopolizan el tráfico de contenedores en el país.

El expresidente de Puertos del Estado Fernando González Laxe, explicaba, en un artículo en El Mercantil, que «muchos de ellos no van entrar en la red global, lo que significa que aquellos que no posean índices de conectividad marítima elevada quedarán marginados y excluidos de las cadenas globales de suministro«.

De Tercera a «Primera División»

El desplazamiento de contenedores a una nueva terminal, de mayor superficie y automatizada con más de cincuenta grúas, llevará a Cartagena «hasta la Primera División de los puertos de contenedores«, indicaba de forma muy descriptiva Noelia Arroyo, alcaldesa de Cartagena durante la presentación de la nueva terminal Barlomar, en la que se invertirán 822 millones de euros.

«El límite de la capacidad de la dársena de Cartagena está cubierto. Necesitamos ir más allá y ser un puerto, dentro de los más sostenibles, que crezca y sea capaz de competir más si cabe«, añadía Yolanda Muñoz, presidenta del Puerto. Con el millonario proyecto puesto en marcha podrán multiplicar por diez la capacidad que actualmente tienen en la dársena, por lo que pasará a alojar el millón de contenedores en sus nuevas instalaciones portuarias.

Recordaban en la presentación que cerca de 85% del tráfico marítimo del mundo pasa por delante del Puerto de Cartagena, algo que no se puede estar desaprovechando, reclamaban los políticos, mientras que son otros puertos los que se llevan esta parte del pastel. «El muelle de San Pedro se ha quedado pequeño para acoger al 90% de los pontacontenedores del mundo«, indicaba Arroyo.
Desde que Malcom MacLean habilitara en 1956 un buque tanquero, el Ideal X con 96 TEUs de capacidad, para el transporte marítimo de contenedores, el tamaño y la capacidad de los buques contenedores ha crecido sostenidamente hasta situarse en la actualidad en el entorno de los 20.000 TEUs de capacidad. En la actualidad, el más grande es el HMM Algeciras, de bandera panameña, entregado en abril de 2020, con una capacidad máxima de 23.964 TEU, 399,9 metros de eslora y 61 de manga.

El Puerto de Cartagena se ha quedado diminuto en capacidad de acogida y de atraque, lo que ha mermado, como indicaban las autoridades, sus posibilidades de crecimiento. Este ahogamiento supone el impulso de otros puertos en plena expansión, como el de Valencia, en el Mediterráneo. Con Barlomar, con 1.400 metros de muelle y 34 metros de calado, la APC apuesta por posicionarse en la carrera del tráfico de contenedores y convertir este tráfico en una de sus grandes apuestas de crecimiento económico a medio plazo.

Fuente: MurciaPlaza

Las exportaciones españolas se sitúan en máximos históricos disparadas por la subida de precios

Las dudas sobre la recuperación económica no parecen afectar a las exportaciones, que recuperaron en los tres primeros trimestres del año niveles prepandémicos e incluso lograron situarse en niveles récord. La letra pequeña dice, sin embargo, que esa evolución fue a lomos de los incrementos de precios que están incentivando el cóctel que une a la falta de suministros el encarecimiento de la factura energética. En todo caso, hasta septiembre las ventas españolas al exterior se situaron en los 229.962 millones, un 22,1% más que hace un año y un 6% más que en 2019.

En ese periodo, las exportaciones de productos no energéticos crecieron un 14,9% interanual en volumen, mientras que los precios aumentaron un 5%. En el caso de los productos energéticos, los precios subieron un 33,2% y en volumen crecieron un 11,3%.

Solo en el mes de setiembre las ventas crecieron un 21,9%. Pero ese mes se vio todavía de manera más evidente el peso de los precios: por volumen, el aumento de ventas fue del 8,9%, ya que los precios por índice de valor unitario repuntaron un 11,9%.

Las exportaciones son las únicas cifras que van bien. Se han superado ya las cifras previas a la covid, aunque un sector importante como es el del automóvil se ha situado por debajo”, señala la economista senior de Funcas, María Jesús Fernández. Las empresas de la automoción, con muchas empresas afectadas por la falta de suministros, aumentaron sus ventas al extranjero respecto a 2020, a un ritmo del 15,4% (hasta 30.520 millones), a un ritmo inferior al general.

Según los datos publicados este lunes por el Ministerio de Industria, los principales sectores en términos de peso sobre las exportaciones de los tres primeros trimestres del año fueron los bienes de equipo (18,8% del total tras aumentar un 17,8%), el sector agroalimentario más tabaco (18,2%), los productos químicos (16,9%) y la automoción (15,4%). Pero la actividad que mayor está aportando al crecimiento de las ventas al extranjero es la química, que aporta 4,6 puntos del crecimiento general del 22,1%. Las ventas de petróleo y derivados a Italia, Países Bajos, Marruecos y Estados Unidos fueron las que más contribuyeron al repunte.

Déficit energético

Joan Tristany, director general de la asociación industrial Amec, está convencido de que a pesar de los cuellos de botella que está sufriendo la industria, las ventas al exterior evolucionan favorablemente. “Sí, hay problemas. Pero el problema es que los fallos de abastecimiento están afectando sobre todo a las demandas adicionales de producción y no a un menor volumen de exportación. Sin esos problemas esto sería un espectáculo”, asegura. Más cauto se muestra respecto a lo que pueda suceder en los dos últimos meses del año, aunque considera que la consolidación de la llegada de los fondos europeos podría contribuir a una activación mayor de la demanda y, con ella, de las exportaciones.

No es tan optimista el profesor de operaciones e innovación de Esade, Jaume Hugas, quien advierte de que las carencias de productos a nivel global afectarán primero sobre las importaciones españolas para después acabar impactando sobre las ventas. “La falta de chips, plástico y aluminio irá colapsando la economía y eso aún lo vamos a ver los próximos seis meses. Ahora estamos en un pico de afectación, pero veremos más. Las cosas no irán tan bien como la gente espera”, afirma

Por el momento, el ritmo de las importaciones va a un nivel similar que el de las exportaciones. Crecieron un 21,9% entre enero y septiembre, pese a que al ser un valor superior (243.229 millones de euros), el saldo comercial aumentó un 19,5%. Mientras el saldo no energético tuvo un superávit de 3.125 millones (un año antes fue de 116 millones), el déficit energético creció un 46% (16.392 millones).

Fuente: El País