Repuntan las exportaciones de la Región: aumentan un 16% hasta los 5.903 millones

La Región de Murcia exportó en el primer semestre año por valor de 5.903 millones de euros, lo que representa un aumento del 15,8 por ciento respecto al mismo periodo de 2020. Con respecto a las importaciones, la cifra fue de 854 millones de euros, frente a los 567,15 millones de junio de 2020.

Por su parte, las exportaciones de este junio aumentaron en un 32,8% frente al mismo mes de 2020, según datos facilitados este lunes por el Instituto de Fomento. Además, el saldo de la balanza comercial, en junio, resultó positivo con 159,6 millones de euros y una tasa de cobertura del 118,68 por ciento.

Según las fuentes, las exportaciones de productos no energéticos crecieron un 17 por ciento en junio, con ventas por valor de 845 millones de euros, mientras que las importaciones fueron de 435 millones de euros, con una tasa de cobertura del 194,2 %.

Por productos, destacan los incrementos interanuales de combustibles y lubricantes, con una subida de casi el 47 por ciento; las carnes y despojos congelados (+80,5%); ingredientes y aditivos para la alimentación (+19,73%) y otros productos sin elaborar (+60,79%).

Francia, Alemania e Italia son los tres países que encabezan el ranking de clientes de productos regionales, mientras que Reino Unido, Marruecos, China, Estados Unidos y Corea del Sur encabezan el listado extra comunitario de compradores.

Por provincias, Murcia es la sexta con mayor nivel de exportaciones, tan solo por detrás de Barcelona, Madrid, Valencia, Zaragoza y Pontevedra. Asimismo, el saldo de empresas exportadoras en junio ascendió a 2.026, un 17 por ciento más que en 2020.

Fuente: MurciaPlaza

El PIB de Reino Unido se ralentiza hasta el 0,1% en julio

El PIB mensual del mes de julio en Reino Unido creció un 0,1% frente al 1% previo y a la estimación del 0,6% del consenso de analistas.

«Los datos de hoy pintan quizás una imagen más realista de la recuperación del Reino Unido tras las recientes cifras positivas», señala Douglas Grant, economista de Manx Financial Group.

Explican desde la firma que la desaceleración refleja la difícil situación de las pequeñas empresas del Reino Unido y los actuales niveles de impago causados por el impacto continuo de la pandemia, «que debería ser realmente preocupante».

«Debemos reconocer que la carga de la deuda de las empresas del Reino Unido se ha disparado a niveles sin precedentes y, por desgracia, esto ya ha creado un flujo incesante de empresas débiles tipo zombi que caen por el precipicio de los impagos. Es imperativo que apoyemos a los sectores y las empresas que son lo suficientemente fuertes y ágiles para adaptarse a la nueva economía y, por tanto, seguir contribuyendo a su crecimiento», precisa.

«También creemos que la introducción del Plan de Préstamos para la Recuperación actuará como un segundo sistema de apoyo para aquellas empresas que actualmente tienen dificultades pero que tienen potencial de crecimiento a largo plazo», añade.

Fuente: Bolsamanía.com

Reino Unido retrasa seis meses los controles a las frutas y hortalizas

Los productores y exportadores de frutas y hortalizas integrados en Proexport han recibido con satisfacción la decisión del Reino Unido de retrasar los controles aduanero y sanitarios ‘post-Brexit’ para los alimentos procedentes de la UE, debido a los problemas de desabastecimiento que sufre este país, a raíz de la pandemia y de las propias consecuencias del ‘Brexit’. El control aduanero pleno estaba previsto para el 1 de enero, y se retrasará hasta julio.

Como en otros países, las perturbaciones debidas a la Covid-19 provocaron en los últimos meses problemas de abastecimiento en el Reino Unido, cuyos supermercados se resienten de la escasez de numerosos alimentos. Estos problemas se ven acentuados por la escasez de mano de obra, sobre todo en el transporte por carretera; un hecho agravado por la salida británica de la Unión Europea, que dificulta la entrada de nuevos trabajadores comunitarios.

Tiempo para adaptarse

En este contexto, tras la salida completa del país del mercado único europeo el pasado 1 de enero, a partir del próximo mes debían introducirse nuevas normas sobre la importación de productos de origen animal procedentes de la UE. Pero éstas se retrasarán hasta el 1 de enero, para que las empresas tengan más tiempo para adaptarse en un periodo especialmente complejo cuando empiezan a adquirir existencias para Navidad.

De esta forma, las declaraciones de aduanas se introducirán el 1 de enero de 2022, pero los certificados fitosanitarios y los controles físicos no empezarán a aplicarse hasta el 1 de julio del próximo año.

El presidente de Proexport, Juan Marín Bravo, señaló ayer que se trata de «una buena noticia» para su sector. «Esta prórroga supone poder seguir realizando nuestras ventas como en los últimos años, sin esos posibles retrasos en las fronteras». A su juicio, hay dos factores que han influido en la decisión del Gobierno británico. «Por un lado está el miedo al suministro, una vez más, y de que no se puedan garantizar los alimentos frescos. Por otro lado, deberían estar más avanzados los sistemas telemáticos de control en frontera». Recalcó que el Reino Unido ha tenido este verano problemas de suministro de productos frescos.

«Tiene su precio»

El secretario general de Proexport, Fernando Gómez, añadió que la prórroga «demuestra que Reino Unido no estaba preparado para realizar este tipo de controles. Llevamos 40 años haciendo comercio entre ambas partes de Europa sin necesidad de esa certificación. Ahora, a raíz del ‘Brexit’, se ha producido una transformación burocrática y un atraso administrativo que tienen impacto en el comercio, en las aduanas y en los puntos de inspección fitosanitarios». Otro aspecto, a su juicio, es que en los últimos meses se están viendo en los supermercados estanterías desabastecidas de productos. «Poner trabas al comercio tiene su coste. Esperamos que esto sirva de reflexión y que los controles se retrasen mucho más».

Fuente: La Verdad